Trenzado y bajo de línea: bajando de diámetro

Compartir

Hablemos un poco de trenzado y bajo de línea, un eslabón más que importante de la cadena que nos une a una probable captura.

Últimamente he ido bajando progresivamente en la resistencia de los hilos de pesca. Donde antes tenía puesto un trenzado de 30lb a lo mejor ahora lo hay de 20lb o inclusive de 15lb y si raras veces rebajaba del 20lb en los carretes más pequeños ahora suelo utilizar 6 u 10 libras. No tengo del todo claro el porqué de estos cambios pero imagino que dependen de varios factores, intentaré analizarlo con vosotros.

Trenzado y bajo de líneaEn primer lugar me he ido alejando siempre más del circo del popping tropical, y quieras o no, enseguida todo se te hace más ligero. Como inciso diré que cuando voy ahora al trópico sigo sin pensármelo dos veces y pongo el hilo más potente que aguante la caña, entre corales tonterías las justas. Luego es probable que las líneas hayan mejorado, sin embargo llevo utilizando desde hace una pila de años Tuf Line y tampoco este trenzado ha tenido muchas mejoras. Una causa de este aligeramiento probablemente ha sido el regreso a la pesca costera, y luego al agua dulce, ambos ambientes donde las cuerdas de colgar la ropa sobran.

Trenzado y bajo de líneaDigamos que he tenido que hacer de necesidad virtud, es decir, no podía ir lanzando vinilos con cabeza plomadas de 2 gramos con un trenzado de 20lb y un bajo de 30lb, simplemente no es posible ni recomendable. Así en agua dulce como en el mar, usando tanto el Piper o el Finder 110 con ligeras cañas de spinning al final acabas pegando una buena pieza con un trenzado de 6lb y no pasa nada, la luchas con tranquilidad y el hilo aguanta. Puede que sea una buena lubina cazada entres las rocas o una de aquellas gordas con escamas como espejos, carpas de 10 kilos que se cabrean mucho una vez que las engañas con un Sator Worm y te hacen la vida imposible.

Trenzado y bajo de líneaQuizás hace unos años no se me hubiese ocurrido ir a pescar Carpas de semejante tamaño con una Skirmjan de 1/2oz, una trenza de 10lb y un bajo del 0,25mm o 0,30mm, sin embargo, una vez que lo pruebas, te das cuenta que es viable, siempre y cuando no pretendas sacarlas como harías con una Cubera en un arrecife. Justamente en Cuba he ido un poco más allá de lo razonable y me he puesto a buscar pargos con una caña de 3/4oz, hilo de 10lb y un bajo de 19 libras. Lanzaba los vinilos por encima de un bajío y lo trabajaba muy rápido. Los peces salían debajo de las rocas y de entre los abanicos y atacaban el señuelo sin pensarlo dos veces. Me entraron dos pargos de más de 4 o 5 kilos y con una mezcla de maña, suerte y maniobras del barco pudimos sacarlos. No es más que un ejemplo muy superficial y de escasa importancia pero donde quiero llegar es al hecho de que a veces no nos damos cuenta de que un trenzado de 10 libras de resistencia nos permiten pelear peces de muy buen tamaño con relativa seguridad.

Trenzado y bajo de líneaBajando de diámetro de los multifibra también he bajado de diámetro de los bajos de línea, aquí sigo teniendo un lío entre resistencia y medida cuando en realidad debería de prevalece esta última, ya que dos bajos del mismo libraje podrían tener un diámetro muy diferente. Para las pescas que suelo practicar en este momento, en mar como en agua dulce, me muevo entre un 0,20 mm, que creo que es lo más fino que uso y un 0,50 mm o 0,60 mm, para la pesca de agua salada más pesada. Una vez más me he encontrado con que se puede hacer mucho con estos hilos tan finos, siempre y cuando tengamos la debida atención al hacer los nudos y controlando que el bajo no esté rozado, pena la rotura en la siguiente picada. Hasta me he despreocupado de inventar nudos imposibles, un uni-to-uni y a correr. Para los hilos más finos me he convertido al fluorocarbono, ese punto demás de resistencia al abrasión me da un pelín más de seguridad a la hora de meterlo entre ramas y piedras. Subiendo de grosor el monofilamento, sobre todo para la pesca a spinning, sigue teniendo aquella suavidad indispensable para que los señuelos se muevan con realismo.

Acabaría diciendo que en determinadas circunstancias afinar tanto no es ni recomendable ni, digamos, ético. Pescando peces muy fuertes y resistentes por ejemplo, ya que al bajar el diámetro se alargaría la pelea con el riesgo de agotar el animal y dificultar su devolución o lanzando en zonas donde en entorno es hostil, con piedras y estructuras que permitirían al pez de partir la línea y seguir su vida con un señuelo enganchado a la boca. Aligerar pero con cabeza, como dicen unos amigos, muy acertado.

Hasta aquí hemos llegado con este tostón sobre trenzado y bajo de línea, como siempre vuestros comentarios son bien recibidos.

5 thoughts on “Trenzado y bajo de línea: bajando de diámetro

  1. gines

    Vaya pues parece que hay mas gente de la que pensaba bajando diametros , solo que yo lo de convertirme al fluoro de momento va a ser que no , me gusta sentir ese paron bestia y agresivo que ofrece el trenzado
    Un abrazo

  2. Muy interesante esto que comentas Nicola.
    Llevas mucha razón en eso que dices, posiblemente el miedo a la derrota, y la comodidad de estar "sobrao" hace que muchos nos decantemos por grosores de linea muy superiores a lo que necesitamos. Usar un 0,30 por ejemplo para sacar un par de espetones, y alguna que otra captura digna es una tontería.
    Es mas que patente el desconocimiento de muchos hacia la resistencia de los trenzados y lineas mas finas, que, a pesar de lo que parezcan, aportan las mismas cualidades que un hilo mas grueso, además del puntito picante que aporta el estar mas condicionado a la hora de pelear un pez, por no decir las ventajas en lo que a lance se refiere usando un par de milímetros menos, ganando unos metros que quizás, marquen la diferencia entre llegar a donde están los peces o no.
    Realmente merece la pena bajar a medidas mas bajas, yo normalmente he usado lineas en torno a 40lb(una burrada) y la única vez que bajé y usé un 25lb, me dio la misma sensación de seguridad y me hizo ganar un par de metritos a la hora de lanzar.
    Para la próxima temporada creo que volveré a aventurarme en el mundo de las líneas light, porqué si normalmente uno saca piezas que rondan los 2kg, ¿Para qué tener 40lb de trenzado en la bobina?
    Saludos

  3. Aquí la verdad que tenemos zonas ciertamente difíciles, pero a raíz de sufrir el pasado verano roturas de un 40lb como si se tratase de una cosita de nada por algún animalito enrabietado, pues la verdad, da que pensar. Uno sabe de la presencia de esos monstruos que pueden aparecer en cualquier momento, pero si llegan y te rompen un hilo relativamente potente, pues, ¿Realmente este hilo cumple los requisitos de seguridad que una imagina? ¿Merece la pena usar un hilo que al final no te da esa seguridad extra que una imagina y encima te penaliza el lance en vez de un hilo que ante estos seres se comportará igual siendo mas fino y dándote la opción de ganar metros en el lance? No se, me dio que pensar eso, y como en su día con un 25lb me fue genial, pues cabe la posibilidad de volver a este gramaje, o incluso algunos "pajaritos" me han hecho pensar incluso en un 17lb, con el que me da la impresión de que ganaría incluso algún metrito mas. ¿Tu que opinas Nicola? ¿17 o 25lb?

Comments are closed.