Tag Archives: wind on leader

He encontrado un vídeo bastante interesante donde se puede aprender algo sobre la preparación del wind on leader. Hay algunas cosas que para nuestras necesidades tenemos que modificar. El habla de meter el bajo por 2 pies dentro del dacron, esos son 6o y pico centímetros, demasiado para popping o jigging, en nuestro caso 40cm ya son muchos y suficientes. Tampoco me entusiasma pasar un cabo dentro del otro solamente una vez para hacer la lazada, con los trenzados no es suficiente, hay que pasarlos entre si por lo menos tres veces, peor en general es una ayuda para todos los que empiezan con esta faena por la primera vez.

Llevamos años partiéndonos los cuernos con el bendito Bimini Twist y todos conocemos sus excelentes prestaciones, una vez que se aprenda a finiquitarlo perfectamente. Sin embargo, hay veces en las cuales no apetece perder tiempo para hacer un nudo, no hay físicamente sitio en el barco o simplemente, no necesitamos el Bimini. Tenemos otra opción

 Así me lo aprendí yo de Capt. Domenico Petrarca, un nudo tan sencillo que resulta funcione bien con animales de pequeño calibre, que se yo, ¿Atunes Rojos de 150kg? Así es, Dom utiliza este sencillo nudo para amarrar los wind on leaders con los que pesca los Bluefin en Massachussets a popping o a jigging. 

 Disculparme si soy un poco simplón y afirmo: “Me fío”. Rotundamente además. Si este nudo logra aguantar la prueba de un Atún de semejante tamaño, dudo que pueda fallarnos con otro tipo de depredadores, llámense GT, Cuberas o Salmonetes. Además, nos permite hacer una lazada muy pequeñita, que menos posibilidad tendrá de enredarse en la fatídica primera anilla de salida

Aquí lo tenéis, en su ejecución paso a paso, pero si lo describo sin fotos lo entendéis igual. Es el nudo del Cirujano, que tendrá unos doscientos años de antigüedad. Lo siento, es que últimamente me siento algo “retro”.

Doblamos el trenzado, elegimos el tamaño de la lazada y pasamos el damos una vuelta con el hilo doblado como si quisieramos hacer un nudo sencillo
Ahora va la segunda vuelta teniendo cuidado que no se sobreponga a la anterior
Finalmente, siguiendo el mismo procedimiento, hacemos la tercera
Tirando con cuidado de la lazada y los dos cabos sueltos vamos cerrando el nudo intentando que hasta que lleguemos al final las tres vueltas no se monten
Así queda la conexión entre la lazada del wind on leader y del nudo del cirujano

Finalmente he podido preparar esta tutoría fotográfica sobre la realización de los wind on leaders. Es largo, a lo mejor innecesariamente, pero come dicen los latinos (los antiguos): “melius abundare quam deficere”, total el espacio aquí lo decido yo y no me sale más caro… Al lado de cada fotografía encontraréis la descripción de los pasos. Allá va el tostón:

El material que necesitamos para nuestra labor. Trenzado hueco Tuf Line Guide's Choice, bajos de línea, agujas, limas, una pinza para ropa, pegamento especial (Ceys TriAction y Superceys Unick), hilo dental o un trenzado muy fino para los cierres. Tened en cuenta que las limas (o papel lija, vale perfectamente) deberían de ser de dos granos diferentes, una más fina y la otra un pelín más gruesa. Las agujas sin embargo necesitamos limarlas para redondear la punta. Una punta muy puntiaguda se engancharía muy fácil a las hebras del trenzado.

Cortamos un trozo de trenzado hueco de la medida necesaria. Podemos trabajar con una longitud de entre 1 metro y un metro y medio. Normalmente cuanto más grueso el monofilamento que utilizamos más largo el trenzado que recortamos, pero no es una regla fija, solo una indicación. Lo que si recomiendo es que al final del montaje el bajo esté metido en el trenzado por lo menos por unos 20cm

Pasamos el trenzado, digamos el cabo suelto A, por el ojal de la aguja y marcamos el punto que determine la amplitud de nuestra lazada. De este momento en adelante llamaremos a los dos cabos sueltos A y B, luego entenderéis porque.

Empezamos a ensartar la trenza. Con atención introducimos por unos 5 centímetros la aguja en el punto que hemos marcado y la dejamos volver a salir

La aguja ha entrado y salido pasando perfectamente dentro del cordaje hueco.

Ahora sacamos de la aguja del cabo A y le pasamos el cabo B que es el que hasta ahora ha formado la capa exterior del ensarte.

Volvemos a hacer la misma operación de antes, introducimos ahora el cabo B dentro del cabo A y volvemos a sacar la aguja. Cambiamos de nuevo cabo y es el A que vuelve dentro del aguja para ser introducido en el B. Así tenemos los dos cabos que se entrelazan tres veces por un total de unos 15cm de recurrido. Ya podéis probar a tirar del bucle pero veréis que no se mueven. Tened en cuenta que cada vez que hacéis esta operación debéis de juntar bien los puntos de entrada y salida de la aguja.

Ahora ha venido el momento de volver a cambiar de cabo e introducir el B en el ojal y finalmente pasarlo dentro del A hasta el final de lo que queda. Para ayudaros en esta tarea dos consejos importantes. Empujar el trenzado para que se abulte por encima de aguja agranda su diámetro y facilita el paso. Lo aguantamos en la zona del ojal u vamos deslizándolo de izquierda a derecha, como podéis ver en la imagen.

El segundo consejo es que trabajéis con el hilo en tensión, en este caso lo hemos amordazado suavemente con la pinza y con un jig (¡como no!) encima hemos creado tensión. La aguja pasará mejor.

Finalmente  hemos pasado todo el cabo por dentro y una vez que medimos los dos cabos para que el que está al interior se quede unos 2 o 3cm más corto del otro, subimos el cabo exterior hasta arriba y bloqueamos los dos en esta posición con la pinza.

Ha llegado el momento de meter mano al bajo. Con un cutter le hacemos un poco de punta. Exactamente como para las agujas no necesitamos que sea muy punzante.

La lima o el papel lija servirán para que sea redondita y no tenga picos que se puedan enganchar a las hebras. Primero utilizaremos una lima más gruesa y luego la muy fina para lijarlo y dejarlo suave.

Así se quedará más o menos el monofilamento, también se puede hacer un poco más cónico.

Empezamos a introducir el bajo dentro del trenzado hueco que forma la capa interior. Utilizando el mismo método anterior, o sea amontonándolo y trabajando en tensión llegamos hasta el final, donde ensartamos un cabo dentro del otro por última vez y que estará marcado por nuestra pinza. Intentar que el monofilamento entre por lo menos unos 20cm dentro del trenzado.

En esta imagen se puede apreciar la situación en la que nos encontramos ahora. Por este lado de la pinza el bajo que ha llegado hasta el tope, y por el otro lado la capa exterior de trenzado amontonada y comprimida esperando a que hagamos el próximo paso.

Este es el momento de quitar la pinza donde se encuentra ahora y de pasarla al final, apretando solo la capa inferior de trenzado, la que hemos rellenado con el monofilamento o fluorocarbono. Así haciendo, el trenzado que teníamos amontonado se libera y suavemente podemos hacerle escurrir hasta abajo, por encima de la capa inferior. Para ayudarnos en esta tarea utilizamos una vez más los consejos que nos han servido para las operaciones anteriores.

Casi hemos terminado de montar nuestro wind on. En la foto podéis ver que este en concreto presenta la capa inferior más larga que la superior, no es un problema pero mejor que sea lo contrario.

Ojo con esta operación, no se recomienda con bajos finos ya que puede perjudicar la robusteza del mismo. En este caso es un monofilamento de 200lb y desde luego le puedo pasar un poco la lima por encima para que ofrezca mejor agarre en el cierre del montaje. La zona que elegimos son los últimos 5cm que cubre el trenzado, que para esta operación hemos retraído un poco.

Dejando el trenzado un momento encogido esparcimos un par de gotitas de pegamento especial sobre el bajo y rápidamente volvemos a meterle por encima la trenza para que se pegue enseguida.

Ahora toca cerrar bien apretado el montaje y para hacer esto en primer lugar necesitamos poner en tensión la zona que vamos a trabajar, normalmente los últimos 4/5cm que cubre el trenzado. Para cerrar o bien podemos utilizar hilo dental fino con cera, o trenzado de 10/15lb. Lo importante es que apretemos mucho los medios nudos para que el multifibra estrangule el bajo. Evitar que este remate llegue al nylon desnudo, se tiene que acabar antes de que termine la parte recubierta de trenzado. Yo suelo empezar desde un poco arriba para llegar a cerrarlo a 1cm o menos del final.

Para cerrar esta ligadura utilizaremos el método antiguo de colocar unas espiras del hilo dental (o multifibra, según utilicemos) por encima de una lazada que previamente hemos recortado de un pezado de hilo y pasar el cabo suelto dentro de la lazada. Tirando de los cabos de la lazada esta pasará debajo de las espiras estrangulando el hilo y cerrando la ligadura.

Una vez que hayamos cortado el hilo en excedencia pasamos algunas gotas de cianoacrilato especial encima de la ligadura y las esparcimos para crear un afina película que dejamos secar.

Allá va el nudo acabado. Este pasará sin traumas por las anillas garantizando lances largos y una resistencia a prueba de bomba. Debido al desgaste que puede sufrir el nudo en los lances y al ablandamiento del pegamento, sugerimos que al final cada día se controle el estado del mismo y si es necesario se cambie. Sobre todo las primeras veces el hilo tiende a soltarse, pero una vez que empecemos a controlar todo el proceso se gastará antes el nylon que el nudo.

Vuestro wind on montado y listo para ser utilizado

La mejor aplicación de uso para estos bajos es el spinning mediano y el popping tropical. Nos permite jugar con bajos de hasta 200lb sin tener el menor roce o enganche con las anillas. Sin embargo, servidor durante las pruebas los ha puesto en la cana de jigging, y es muy agradable aunque ya no tenemos el “aviso” del nudo. Cuando lo utilizáis en las cañas de lance medir la longitud para evitar que el monofilamento entre en la bobina, lo ideal sería que entrara la parte superior del wind on justamente hasta donde empieza el monofilamento.

Para los que tengan dudas en utilizar este sistema les recuerdo que es lo que llevan los skippers que pescan atunes de 300lb en el noreste de EEUU. Además, múltiples pruebas que hemos hecho a lo largo de la pasada temporada nos han convencido de su fiabilidad y practicidad. Y esperar al próximo artículo, donde os enseñaré el nudo más sencillo del mundo para hacer una lazada para atar el wind on…

Durante el último viaje a las islas Andamán hemos podido poner a prueba los nuevos bajos para jigging y popping de los que hablamos aquí http://caranx.net/wp/?p=25

Hay un precedente. Un grupo de amigos italianos a los que había enviado algunos bajos para probar tuvieron problemas con ellos porque se soltaban. El monofilamento no se aguantaba dentro del trenzado hueco y después de pocos lances se salía sin más. También tuvimos el mismo problema en Sao Tomé donde perdimos primero un pez y luego un señuelo por culpa de un bajo de este tipo.

Todos estos bajos que tuvieron problemas tenían algo en común. En primer lugar el tramo de monofilamento que había insertado en el trenzado era muy corto, y en segundo lugar no había ningún tipo de cierre, solo un poco de pegamento.

Haciendo tesoro de esta experiencia llegué a las Andamán con varios modelos de WOL modificados, y allí mismo también me puse manos a la obra para arreglar algunos de los defectuosos que había dejado mis amigos italianos. Las mejoras más importantes se basan en el insertar un tramo más largo de leader en el trenzado hueco y en elaborar diferentes cierres, 4 si no me equivoco.

Para poder contar con más opiniones y experiencias repartí varios bajos así montados entre los amigos y Mikel e Iker los probaron varios días seguidos.

En cuanto a problemas decir que solo tuve uno yo, y no se cuanto lo podamos tener en cuenta. Dejé el bajo que ya había utilizado en Sao Tomé y que estaba montado de manera parecida a los nuevos, con un cierre pero sin que el fluorocarbono estuviese tan metido. En una bajada enganché en el fondo y al bloquear la bobina para partir la línea (un 65lb), cuando llegó a la máxima tensión se resbaló el bajo y salió. Hay que tener en cuanta que ese bajo ya había sacado unos peces (pocos por la verdad) en Sao Tomé, sufrido varios enganches y que en Andamán llevaba ya en la chepa muchas capturas.

Darran Davis de Game Fishing India con un Diente de Perro de unos 40/50kg sacado con uno de los WOL que le dejé para probar. (Photo courtesy of Alban Regnault)

Todos los demás WOL que había preparado para el viaje o mejorado de los anteriores se portaron de maravilla y nadie tuvo roturas ni se le soltó. Dentro de muy poco estaremos otra vez de faena, volveré a montar algunos con trenza y monofilamento más fino para ver que tipo de resultado le sacamos pero creo que estamos bien encaminados. Personalmente seguiré utilizándolos todo o que pueda, ya que por ejemplo, podemos montar leaders para popping de hasta 200lb de resistencia, y esto quizás para algunos pueda ser muy interesante.

Tengo ganas de preparar una tutoría en video, solo me hace falta tiempo y aprender a editar, pero espero no tardar mucho.

Este fin de semana me he divertido trabajando un poco en mi nuevo juguete, los Wind On Leaders. Se trata de unos bajos que en su momento se desarrollaron para la pesca al curricán, y que ahora hemos repescado, modificándolos, para el popping tropical.

Descubrí y aprecié su uso en Cape Cod, el pasado Noviembre, y me quedé con la copla con la seria intención de replicarlos una vez en casa. Después de los twisted leaders que se introdujeron hace ya unos dos o tres años, estos me parecen la propuesta más interesante y más “novedosa” a la que dedicar un minuto de nuestro tiempo libre.

Wind On Leader

Como ya sabréis, se trata de unos bajos construidos para poder ser utilizados sin hacer nudos que puedan dificultar su paso entre las anillas. Se componen de un pedazo de monofilamento del grosor y espesor deseado, ensartado en un trenzado hueco con el que previamente hemos creado una lazada. 

En este post no puedo describir el paso a paso, se trata de mi primera experiencia y no estoy del todo seguro de la calidad de mi procedimiento. Además, no he tenido tiempo de hacer más fotos de la que podéis apreciar al principio. Sin embargo, ya he contactado con algunos amigos que parecen ser bastante expertos en el tema para ir afinando el paso a paso y poderlo entonces describirlo en este blog.

He descubierto que después de los assist hook, esto es el bricolage más interesante al que me he podido dedicar últimamente. Volveremos a hablar de esto muy pronto.

Last updated by at .