Tag Archives: supernato

Ya se que esta en principio es una Web de pesca en agua salada pero amigos, el mar sigo teniéndolo muy lejos y de vez en cuando me apetece darme una escapada en tierra Zamorana, a pasear señuelos en mis ríos favoritos. Esta vez tenía  ami entera disposición un día y medio, pernotando en un hotel de la zona, a mi bola, con mis horarios, y muchas horas para corretear ríos.

Lucios, solo Lucios y exclusivamente Lucios. Mi dulce (por el agua) pasión, unos torpedos agresivo y lunáticos, ahora en gran forma y con un hambre bestial, y al minuto apáticos y probablemente hasta antipáticos. Sin embargo sabía que los iba a encontrar activos; un frente acompañado por su correspondiente baja presión los había puesto en acción y el sábado por la tarde pude comprobar que no se iban con tonterías. El primero entra el tercer lance, falla el Supernato y le encasqueto un Brigante de 16cm que engulle a la primera. Lucha cortita por aquello de pescar con una caña para Big Baits, y el ritual de las fotos. La tarde sigue con un ritmo parecido hasta llegar a la última zona vadeable donde hay un festín. Cinco o seis picadas seguidas y al hotel, que es tarde, estoy empapado de sudor y con una sed y hambre descomunal.

El domingo, hablando mal y claro, la cago. Empiezo por un tramo del río que normalmente ofrece muchas posibilidades en superficie y que solo ofreció dos Lucios con el Proteus 130, pero uno de ellos más que decente. Cambio y acabo en otro río con poca agua y muy estancada. Busco otro tramo y se abre el cielo empezando a descargar por un tubo (cubo, quería decir cubo...gigante); coche pequeño, senderos de barro...mal asunto, nos vamos de aquí. Finalmente llego donde debería de haber llegado hora antes y me encuentro, a lo mejor por primera vez, gente pescando, además con barquita, cosa que en esas aguas está prohibida. Que haya paz, bajo igual y empiezo a lanzar donde supongo que no habrán llegado con la barca. El primer llega entra en 20 centímetros de agua, lo fallo y sigo...fallando. Más o menso por toda la tarde, consiguiendo pegar por lo menos seis o siete Lucios y pelear solamente uno. Toutatis (Asterix ¿os acordáis?) finalmente se enfada y comienza a soltar rayos y truenos; ha llegado la hora de decir adiós a mis chicos y meterme en el atasco de vuelta. Thank you very much.

Nota del autor: las fotos no son muy buenas, les he hecho con una Olympus sumergible del año de la pera y la pobre no da más de si. He utilizado pocos señuelos, quería probar algo de material de Molix de mar y novedades de agua dulce como el Supernato, absolutamente genial como movimiento y prestaciones, Brigante que ha sacado el primer Lucio del finde y engañado unos cuantos más, el Water Slash, un buen spinnerbaits con el que he sacado por lo menos tres bichos y el Proteus, que ha engañado al Lucio de mayor tamaño. En las zonas de algas en superficie, como siempre el Weed Demon de Snag Proof

¿Hay ranas en e mar? Digo, por si a caso; porque si hubiese tendríamos el señuelo ideal. De las muchas novedades de Molix hay un par que me han impactado mucho, sobre todo después de que un maestro del Black Bass me ha demostrado como nadan y que tipos de diferentes acciones pueden llegar a tener.

El Supernato por ejemplo, es una mezcla entre un cebo blando y uno rígido, con una cabeza que parece un caparazón de un buey de mar y un cuerpo suave como la piel de una rana, apunto. Este entrañable invento, además de trabajar en superficie y poderse meter entre los más variados obstáculos gracias a su doble anzuelo anti alga, se puede rellenar de agua, según se necesite y de repente se transforma en un suspendido o un crankbait hundido que nada a ras del fondo.

Hay una gama de colores algo extensa, en las fotos solo aparecen algunos, y veo dos o tres que tienen un potencial en el agua salada. Se me ocurre pensar que las Lubinas que viven en el río o la desembocadura del mismo no le harían asco, ya que algún que otro batracio se lo habrán zampado, y también que otros depredadores, más bien de andares lentos, más de un bocado le meterían, por aquello que te enseñan cuando eres pequeño, que hay que comer de todo. En fin, llevo ya más de dos meses sin tocar agua u escama, y a lo mejor se me va un poco la pinza, pero en cuanto pueda volver a mojar trenzados, juro que apuesto por el bicho blandiduro hasta que se lo trague un animal.

Last updated by at .