Tag Archives: serviola

Anda que no hay jerkbaits en este planeta, cada marca tendrá por lo menos una docena en su catálogo así que me dirás para que se van a diseñar y comercializar más, con la crisis galopante que nos remoja a diario. Bien, al parecer alguna que otra razón debe haberla porque a veces, entre tantos copiadores de las copias de los falsos originales hay alguien, más despabilado y seguramente con mejores ideas que da el zarpazo con algo que se sale del montón, tiene estilo y personalidad propia. La historia es la de un señuelo que servidor ha cariñosamente nombrado "Er Capoccione", que en mi idioma nativo significa "El Cabezón", pero su nombre de pila es Audace, audaz para los Castellano hablantes. Resulta que el invento seguía con las pinturas nuevas bien dormidido en mi caja, en su activo un Sargo entre la espuma tarragonense en una cita anterior con el generoso Delta, pero nada más.

Convencido de sus inmensas calidades, y ya definitivamente vencido por su indudable encanto, lo puse con ganas, decidido a dar prueba de todo aquello que le creía oportuno de hacer y así fue, no defraudó. Audace volaba acompañado por una tramontana fuerza 5 que barría la costa como un latigazo divino. El barco iba derivando a un nudo y medio y servidor, bien plantado en la proa para no caerse empujado por esa brisa macarra, jerkaba sin parar. La espera fue corta y la picada repentina, no sabía de que se trataba pero mi skipper señaló que podría ser un espetón, o Barracuda del Mediterráneo. Como guste. Y acertó.

Ese pez fue solamente el primero de una larga serie de picadas, prácticamente todas con el Audace color Sardina meno un par de ellas con el T-Jerk Verde Tempesta, color mortal, y otra vez la librea segura, Sardina. Salieron con el Audace dos espetones y tres Anjovas además de una nube de Obladas y Serviolitas del tamaño de una barajas de cartas napolitanas. Hubo más picadas sin poder clavar y clavadas sin poder cobrar, en realidad bastante acción en un Delta que, según dicen mis amigos casi autóctonos, llevaba una temporada de las peores. El cambio de viento, que finalmente enfriaba un poco el agua y despertaba la mar, nos vino como anillo al dedo y gracias a la morfología del costa se pudo pescar en toda comodidad, justamente donde queríamos. ¡Así me gustas Delta! Pobrecitos mis amigos, tendrán que aguantarme otra vez

Le pido prestado a mi amigo Abe su vídeo de una captura de un Loquillo (Seriola fasciata) de 21lb en Fuerteventura. Esta cañita cada día sorprende más, y no son pocas las personas que en Canarias ya la están utilizando, hasta por encima de sus prestaciones.

Tengo en stock el modelo para carretes de tambor fijo y para los de tambor giratorio y Gabriel Gómez de Squadra tiene disponibilidad de blanks por si queréis un montaje custom.

Pero mágico de verdad ¡escuchad! ¿Cuantas veces en la vida los astros se alinean para que TODO, absolutamente TODO salga bien? Así fue la semana pasada, y así os lo cuento.

Bonitos al amanecer, tiempo de obturación lento más flash, un efecto que me encanta

Dos días de pesca en el Estrecho, poco jigging y mucho popping, así decidía el gran jefe, Mestre Paquito. “Pisha, que los Bonitos están mu’ calentitos, verás que bien lo vamos a pasá.” Bendito joven, decía la verdad el muy pillo pero nos engañó, y al final os contaré porque. Dos barcos salían por la mañana del lunes por la bocana del puerto de Algeciras, en uno el Algecireño naturalizado cubano, Nelson (nombre utilizado solo por los compañeros de batalla) y Vincenzo, amigo italiano y excelente pescador y en el otro Paco y un servidor. Cuatro pescadores cuatro, cargados de bártulos e ilusiones y dos cámaras grabando, Dani y Fran, llenos de esperanzas.

Habano de 11cm, absolutamente salvaje con las Lubinas

El que escribe estas tonterías fue el primero en lanzar, por aquello de: “Vamos a ver como nada este señuelo”. Plof, chaff, chaff, chaff, bang! Así empezó y nunca más paró. Dos días seguidos de pesca tensa, intensa y sin sentido; algo pocas veces visto y estoy hablando de TODOS los mares donde he tenido la suerte de pescar (que son unos cuantos, con perdón por la poca modestia).

Barracudas en superficie, como en el trópico

Cuatros las especies capturadas, no hubo peces pequeños, no hubo momentos de aburrimiento. El 80% de las capturas en superficie, debajo de ella Brugas, T-Jerk y Finder Jerk de Molix hicieron bien los deberes confirmando, por si hiciera falta, su calidad. A pesar de haber estado 3 días sin pegar ojo este abuelete que escribe llevaba tal riada de adrenalina que aguantó hasta el final, quedando rendido solo en el AVE, de vuelta a la capital.

Madre serviola. En superficie

Una vez más conmigo las travel de Lamiglas de 7’ y potencia hasta 40g, una de casting y otra de spinning, ambas con carretes Daiwa y trenza Tuf Line de 30lb. Los señuelos los podéis ver en las fotos pero resumiendo: Molix (T-Jerk, Finder Jerk, Proteus y Brugas), Habano 11 y 13cm, Roosta, Imakatsu Trairao, Surface Cruiser. Muchos de ellos montados con anzuelos sencillos, cosa de la que hablaremos en el futuro. Una vez más se aprendió algo nuevo, en una pesca que creíamos no tener secretos ya.

Lubinas embrujadas por el Brugas...

Pero Paquito nos engañó. Nos dijo que había actividad, eso es cierto, pero no nos dijo que íbamos a flipar en colores, y con gente anciana hay que tener cuidado, a alguien le puede dar un ataque…

Pues muchas gracias nene, saludos para la "bella famiglia", Wally incluido.

Seriola dumerili (Risso 1810)

Familia: Carangidae
Orden: Perciformes
Tamaño máximo: cm. 190
Peso máximo: Kg. 81
Edad : - - --

 

Hábitat & alimentación: La Serviola desarrolla sus primeros años de vida en pequeños bandos que viven cerca de la costa o en alta mar donde haya unas estructuras fijas (boyas, plataformas, objetos flotantes etc) que le sirven de refugio. Con el avanzar de la edad los bandos se separan en pequeños grupos con los ejemplares más grandes que a menudo buscan la vida solitaria. Prefiere zonas rocosas no muy lejos de la costa o picos y montañas submarinas en alta mar, también se encuentra alrededor de estructuras artificiales como plataformas de petróleo, y barcos hundidos. Entre sus manjares, los favoritos son Sepias y Calamares, pero ataca con ganas a las Bogas, Agujas, Jureles, Palometas y las especies que encuentre en su territorio.

Distribución: La "Dumerili" se encuentra en las aguas más temperadas del Atlántico, oriental y occidental, en el Mediterráneo, Océano Índico, Pacífico, Sur África, Golfo de Arabia, Japón meridional, Archipíelago de Hawai y Nueva Caledonia. Especies parecidas habitan todos los mares temperados del mundo.

Coloración: Dorso marrón o gris oscuro con flancos más claros y con una ligera iridiscencia dorada, vientre claro. Las Serviolas se distinguen fácilmente gracias a una raya oscura que cruzando el ojo oblicuamente llega hasta la primera espina de la primera aleta dorsal.

Cualidades Deportivas: ¡Absolutamente brutal! Parar una Serviola de buen tamaño es una empresa para cualquiera, las primeras fugas son agobiantes y la lucha que sigue tremendamente agotadora. Lo que tienen en fuerza también lo tienen en resistencia y argucia, y aprovechan con cuidado todos los obstáculos que les ofrece el fondo marino donde intentan (y consiguen) romper el hilo. La lucha se desarrolla por la mayoría del tiempo cerca del fondo, donde también es más fácil engancharlas. Son peces muy resabidos que una vez llegados a buenas tallas difícilmente atacan los artificiales, la mejor opción para engañarles es con un jig trabajado cerca del fondo.

Nombres comunes:

Español: Serviola
Catalán: Sérvia
Italiano: Ricciola
Portugués: Charuteiro, Liro
Francés: Sériole Limon
Inglés: Amberjack
Alemán: Seriolafisch
Hawaiano: Kahala
Japonés: Buri-rui

Last updated by at .