Tag Archives: proteus

3 Comments

... O casi, en fin faltan pocos días no se me pongan Uds. tensos por unas horas de desfase. ¿Que pasó? Digo de pesca, lo del vecino que le ha puesto los cuernos a la parienta no entra en lo "interesante" en este humilde y desfasado blog.

Siguiendo un poco las redes sociales me he enterado de algo pero ha sido de nuevo el Light Rockfishing lo que ha ocupado las crónicas y portadas del argamasa virtual. Al parecer ahora solo se consiguen sacar criaturillas de guardería, menudos pedófilos del sedal que estamos hechos. Al final nos va a caer una buena. ¿Te imaginas? Descubierta una red de pervertido que se intercambiaban fotos de Doncellas y Meritos... Y allí va en el periódico la foto de Sam, Roger Fish, Paquito y un servidor con los números colgando del cuello y cara de haber pasado una mala noche.

Si lo mío de alguna manera tiene escusa, ya sabéis lo de la edad que avanza y el cuerpo que recula, a estos nenes no los salva ni el tribunal constitucional, vamos que acaban en el trullo sin ni una cabeza plomada de 1,5g en el bolsillo. En fin, ha habido algún que otro Palometón que ha caído, en Italia están todos locos con el Proteus que ha sido responsable de un buen puñado de capturas interesantes, algunas por encima de los veinte kilos de las mentiras reglamentares. Y desde luego ha habido Atunes, de los que la ley permite, con captura y suelta y gañan el que no lo haya hecho así.

Ahora, dicen, empieza lo bueno. Aquel otoño que nos salva de todos los pecados y concede cada deseo, siempre que impuro no sea. Habrá que volver a meter manos a los metales pesados e intentar pelear como un hombre con monstruos de cinco o seis kilos, pero no se si voy a poder, se me hace ya muy cuesta arriba dejar las RA Shad de 2"...

De repente como una película enloquecida me pasan por delante aquellos años en los que si no era XL no interesaba a nadie. El sagrado Grial de Anjovas y Palometones del Delta, las ordinarieces del trópico y los poppers firmados por Nacho Vidal. Estaremos viviendo como en "¡Cariño he encogido a los niños!" o se nos ha encogido otra cosa? Somos lo que pescamos? Me marea un poco la rapidez por la cual han pasado tantos señuelos y tantas modas por delante de nuestros ojos y a lo mejor esto solo acaba de empezar.

En este momento ha desvanecido el vinito blanco que tenía fresquito en la copa ¿será el caso de soltar a Baco e irse a la cama o repostar y escribir otro de estos delirios?

Han llegado caramelos nuevos y de muchos colorines, seguro que con el final del verano y principio del otoño la pesca se va animando siempre más y podemos aprovecharlos. Son todas novedades de la marca Molix

Empezamos por el más pequeño pero no por esto el menos importante. Se llama Piper y la verdad es que descubrimos por caso lo bueno que podía llegar a ser en agua salada. Con solo 6,5 centímetros y 9 gramos de peso se lanza de maravilla y recuperado a tirones parece ser irresistible para Lubinas, Sargos, Doradas y pequeños pelágicos. Es justamente con las Doradas que llegó a sorprendernos, y eso que no son entre los bichos más agresivos.

Seguimos con los nadadores y vamos de un exceso al otro, desde el más enano al más grande. Ha llegado el Super Finder Jerk, un jerkbait de casi veinte centímetros diseñado para los bichos más exigentes, ambos en aguas continentales y en el trópico. Tiene una armadura pasante digna de un señuelo para GT, ancoretas muy robustas del 1/0 y un cuerpo muy resistente. A pesar del tamaño se lanza muy bien gracias a las bolas de tungsteno que sirven también de sonajero, y se puede trabajar en diferentes maneras; recuperación regular, stop&go y tirones fuertes, también aguanta una recuperación muy rápida sin salir del agua, por lo tanto se presta a ser utilizado también al curricán.

Finalmente llegamos a la novedad de superficie, el Proteus 130. Muchos habrán probado ya el 90, y estarán dispuestos en reconocer que se trata de uno de los señuelos de superficie más originales que haya en el mercado. Vuela como un cohete (pero los de verdad) y según se aprenda a trabajarlo, se le encontrarán muchos y diferentes movimientos. Empezad como si fuese un paseante y luego ir variando, de vez en cuando dejarlo quieto, y volver a arrancar con un tirón corto y seco, finalmente hacedle cabecear para parar de nuevo y volver a arrancar. El "Calabacín", este es su mote, no dejará de sorprender.

Los enlaces con la tienda los encontráis clicando sobre el nombre en negrita de cada artificial.

Ya se que esta en principio es una Web de pesca en agua salada pero amigos, el mar sigo teniéndolo muy lejos y de vez en cuando me apetece darme una escapada en tierra Zamorana, a pasear señuelos en mis ríos favoritos. Esta vez tenía  ami entera disposición un día y medio, pernotando en un hotel de la zona, a mi bola, con mis horarios, y muchas horas para corretear ríos.

Lucios, solo Lucios y exclusivamente Lucios. Mi dulce (por el agua) pasión, unos torpedos agresivo y lunáticos, ahora en gran forma y con un hambre bestial, y al minuto apáticos y probablemente hasta antipáticos. Sin embargo sabía que los iba a encontrar activos; un frente acompañado por su correspondiente baja presión los había puesto en acción y el sábado por la tarde pude comprobar que no se iban con tonterías. El primero entra el tercer lance, falla el Supernato y le encasqueto un Brigante de 16cm que engulle a la primera. Lucha cortita por aquello de pescar con una caña para Big Baits, y el ritual de las fotos. La tarde sigue con un ritmo parecido hasta llegar a la última zona vadeable donde hay un festín. Cinco o seis picadas seguidas y al hotel, que es tarde, estoy empapado de sudor y con una sed y hambre descomunal.

El domingo, hablando mal y claro, la cago. Empiezo por un tramo del río que normalmente ofrece muchas posibilidades en superficie y que solo ofreció dos Lucios con el Proteus 130, pero uno de ellos más que decente. Cambio y acabo en otro río con poca agua y muy estancada. Busco otro tramo y se abre el cielo empezando a descargar por un tubo (cubo, quería decir cubo...gigante); coche pequeño, senderos de barro...mal asunto, nos vamos de aquí. Finalmente llego donde debería de haber llegado hora antes y me encuentro, a lo mejor por primera vez, gente pescando, además con barquita, cosa que en esas aguas está prohibida. Que haya paz, bajo igual y empiezo a lanzar donde supongo que no habrán llegado con la barca. El primer llega entra en 20 centímetros de agua, lo fallo y sigo...fallando. Más o menso por toda la tarde, consiguiendo pegar por lo menos seis o siete Lucios y pelear solamente uno. Toutatis (Asterix ¿os acordáis?) finalmente se enfada y comienza a soltar rayos y truenos; ha llegado la hora de decir adiós a mis chicos y meterme en el atasco de vuelta. Thank you very much.

Nota del autor: las fotos no son muy buenas, les he hecho con una Olympus sumergible del año de la pera y la pobre no da más de si. He utilizado pocos señuelos, quería probar algo de material de Molix de mar y novedades de agua dulce como el Supernato, absolutamente genial como movimiento y prestaciones, Brigante que ha sacado el primer Lucio del finde y engañado unos cuantos más, el Water Slash, un buen spinnerbaits con el que he sacado por lo menos tres bichos y el Proteus, que ha engañado al Lucio de mayor tamaño. En las zonas de algas en superficie, como siempre el Weed Demon de Snag Proof

Y tan nuevas, todavía ni están disponibles en las tiendas. Son dos en concreto las novedades que me gustaría presentar, ambas de Molix, una marca italiana con la que colaboro y que está sacando unos productos realmente extraordinarios. Para ser más exactos, los modelos pequeños de lo que estoy anticipando ya están a la venta, los prototipos que he tenido la oportunidad de probar en mis últimos viajes tropicales, son la talla XL del Proteus y del Finder Jerk.

El Proteus, o "calabacín" por su mote iberico, es un paseante con un morrito que se parece a una Arapaima, y un culo que recuerda el de Jennifer López. Este cacharro se ganará a pulso la simpatía de los aficionados al "top water" por algunas buenísimas razones: tiene una estética acertada, se lanza como un casting jig y nada en manera original y muy efectiva. La versión probada es la de 13cm por unos 40 y pico gramos; tenía de dos colores y ambos han funcionado bien: chartreuse y sardina.

Cuando digo que se lanza bien es que en realidad pienso que sea uno de los mejores señuelos que haya lanzado en mi vida. Mejor que un Ranger, y posiblemente a la altura, como decía antes, de un casting jig de igual peso.

La acción mejor la desarrolla recuperado lentamente, a pequeños tirones y con la manivela a maquina lenta. La cabeza irá golpeando el agua sumando la acción de un paseante a la de un pencil popper, creando un movimiento muy atractivo tanto para los peces que estén activos y en caza, cuanto para los que de atacar artificiales digamos que no tienen muchas ganas. Al ser una acción diferente, es probable que pueda contar con el efecto sorpresa en muchos de aquellos ambientes donde hay una elevada presión de pesca con señuelos. Anilla y anzuelos son de muy buena calidad, los he maltratado en el trópico y han sufrido pero creo que para una pesca mediana en el Mediterráneo puedan ir bien. A lo mejor pondría un modelo más robusto para los Palometones y desde luego, si con el Proteus buscamos Atunes dejar solo un buen anzuelo sencillo en la anilla trasera.

El segundo artificial que he maltratado ha sido el SuperFinder Jerk, el modelo talla Nacho Vidal de uno de los Jerkbaits más vendidos de Molix. Mide unos 20 centímetros y pesa unos 50g más o menos, es un modelo suspending o de hundimiento lento, y está montado con dos anillas y triples de excelente calidad. El señuelo se lanza bastante bien, a veces se balancea un poco en el lance pero con el sistema de pesos móviles gana igualmente distancia. Me encanta como trabaja porque aguanta todos tipos de brutalidades  sin poner nunca mala cara. Lento, a tirones, o a toda mecha, como poseído por el mismísimo demonio, nunca pierde acción, nunca gira sobre si mismo, jamás salta fuera del agua.

En Cuba ha triunfado con prácticamente todas las especies; no me he atrevido con las Cuberas porque no lograba trabajarlo bien con un bajo de 200 libras sino lo intentaba. Sin embargo ha embriagado más de un pargo y varios meros, de hecho justamente uno Aguají es el que lo estrenó. Le veo como pretendiente serio para esta temporada de verano, con Anjovas, Palometones, Dentones y ¿porque no? Atunes. Antes faltaba en la colección, ahora lo hay ¡usadlo!

Last updated by at .