Tag Archives: meros

4 Comments

Queridos amigos me complace deciros que he vuelto de un viaje de pesca por el que no hubiese apostado mucho dinero y que sin embargo me ha gratamente sorprendido, o incluso encantado. Una semana peinando los arrecifes del Mar Rojo en aguas perteneciente a Sudán; nación en equilibrio entre África y Arabia. A bordo de un nodriza y con el apoyo de una neumática y una lancha un grupillo de transalpinos con mucho trópico en la chepa se ha enfrentando a unos arrecifes traicioneros donde el mínimo error se traducía en un enroque y consecuente pérdida del animal, aún de tamaño normal pero bien cargado en cuanto a astucia y malicia.

Este servidor, que de trópico ha visto algo, se ha quedado anonado delante de la inmensa cantidad de vida que rodea los arrecifes; el agua cristalina deja ver muy claramente los pequeños peces multicolores y al mismo tiempo, en los lugares propicios, depredadores de todo tipo. Para que os hagáis una idea, en una pequeña isla donde hemos pescado un par de días se podía lanzar desde tierra bien en los bajíos bien en el borde del arrecife, ya en el azul. Asomados al borde se veían claramente Bluefin Trevally y GT patrullando el canto y listos para lanzarse al ataque del primer señuelo que le pasara delante de la nariz.

Ya que hemos mencionado la pesca desde tierra decir que ha sido bastante espectacular pudiendo prácticar todo tipo de pesca, desde el Rockfishing tropical con una cañita de 20 gramos hasta el popping más violento, con equipos de 150g. Hemos pegado de todo, doncellas, ballestas, snappers, bluefin, GT, tiburones, barracuda y la semana anterior a la nuestra también han enganchado un napoleón a mosca, que partió todo. Tened en cuenta que en mis primeros tres lances en el interior del arrecife he pegado, en este orden: GT, roto, Pargo, roto, Bluefin Trevally sacado... Sin la menor duda los paseos por los corales han sido los que más me ha gustado del viaje, encantado de poder usar mi caña ligera y los vinilos de Molix que sinceramente han triunfado, hasta el punto que después de dos días una caja llena se había quedado más vacía que una piscina en diciembre.

Una vez embarcados te mueves muy rápido de una barrera de coral a otra, ya que las distancias son muy reducidas y se pierde muy poco tiempo en desplazamientos. Al encontrarnos a mediados de Junio, con un calor asfixiante y mucha alga que empezaba a desprenderse y enturbiar el agua quitando oxigeno, hemos sufrido bastante más de lo habitual para levantar los bichos, sin embargo estaba claro que vivían allí porque en los momentos de mayor actividad o en zonas donde se movía mucha corriente y agua menos cálida, las picadas han sido brutales así como variadas y la pesca muy entretenida. Son arrecifes muy bonitos de pescar y al mismo tiempo requieren cierta habilidad de parte del pescador porque no perdonan ningún error; cortados por grietas y agujereados por grutas y escondites ofrecen muchas posibilidades de enrocarse a los más espabilados del barrio, pargos y meros. Hace falta pescar con mucha determinación, bombeos cortos y rápidos y un equipo potente para poder descorchar el animal de las rocas.

Pescado a jigging hemos llegado a decir:"¿Otro Diente de Perro?". Decir que abundan es poco, y no obstante haya faltado la pieza, la cantidad seguramente no ha aburrido a nadie. Hay muchos sitios por explorar y es importante subrayar que hemos pescado a ojo, sin sonda ni gps, confiando en la experiencia de los patrones de las lanchas, excelente conocedores de los fondos acostumbrados a bucear en la zona o acompañar los buceadores. Mi amigo Alessandro Massari, el creador de Alle's Lures y papá del Habano señuelo matador de la semana, ha sacado un pequeño Doggie pescando a shore jigging con un Hooker desde esa misma isla, y solo lo ha intentado una media hora al finalizar de una mañana.

La única nota negativa del viaje ha sido el calor, absolutamente exagerado por haber entrado ya en la temporada más dura del año, con las temperaturas más altas y una falta casi total de viento. Este servidor la ha pasado canuta acusando bajones importantes sobre las 11 de cada mañana a pesar de ingerir cantidades industriales de agua, y tenía que tirarse al agua (igual de cálida) para poder rebajar de algún grado la temperatura corpórea, algo nunca ocurrido antes. Los grupos que organizaré para este otoño y para el año que viene no tendrán que preocuparse de este problema ya que las temperaturas serán más bajas y el barco mejor acondicionado, este todavía era un viaje explorativo y el propietario irá puliendo los varios detalles durante el verano.

¿Un viaje recomendable entonces? ¡Absolutamente si! La pesca es excelente, Sudán no está lejos y sobre todo el precio de la aventura es más que asequible, me estoy planteando llevar un grupo a mediados de Octubre y uno o dos más en la primavera del 2013, seguidme por aquí que osa daré noticias.

3 Comments

Hay numerosos estudios que demuestra que pinchar la vejiga natatoria de los peces cuando llegan a la superficie hinchados por el cambio de presión es muy dañino. Se supone que hasta un 40% (estudios hechos por científicos federales en EEU, Golfo de México) de ellos mueren, y es un impacto muy alto en la población de las especies bentónicas u que en general llegan a padecer este trauma.

El amigo Ballyhoo, hace ya mucho tiempo en el forum nos enseñaba un sistema que utilizan en Brasil para devolver los Meros, una especie protegida. Un anzuelo con la muerte limada, atado por la curva a un cavo de 30 a 50metros y con un peso de dos o tres kilos que cuelga de la pata. El anzuelo se inserta en la mandibula inferior del bicho y se baja hasta la profundidad deseada, una vez que el pez recupera su capacidad de nadar se libera solo o simplemente tirando para arriba del cabo lo desenganchamos.

Este sistema artesanal funciona de maravilla pero un Capitán de barco de EEUU, Jeffrey Liederman ha diseñado una herramienta un poco más sofisticada que Capt. Harry's, la tienda de Miami, ha producido y vende. Se llama SeaQualizer, recuerda un poco el Boga Grip y podeís ver como funciona con los Meros de Florida en este vídeo.

No sabía muy bien como empezar este artículo porque es positivo en un 50% y negativo en el otro 50%. Además, habla de unos señuelos que hace una persona que respeto, que he tenido el placer de conocer y que admiro mucho por el trabajo que ha sido capaz de desarrollar, y desde luego no quiero que ese 50% negativo le pueda afectar. Finalmente, pensándolo mucho he decidido tirar para adelante por una sencilla razón, porque el 50% positivo supera con creces la parte dañina y el mal, sin duda se puede solucionar.

El señuelo en cuestión es el Stick Shadd de Sébile, un stickbait disponible en dos medidas (155mm X 90g y 182mm X 160g) ambas hundidas y que justamente fue Patrick que me dejó hace unos meses. Me los llevé a Cuba, tres muestras para ser exactos, dos de las pequeñas y uno grande. Ya que las Cuberas parecían más interesadas a los stickbaits puse la primera en una tarde de viento, pescando en una punta "secreta" de nuestro skipper Vicente. En dos lances había pegado un tren. Lo peleo duro y se suelta. Me cabreo como un ser poseído por el mismo demonio y cuando subo el señuelo me doy cuenta que el cuerpo ha cedido en la parte de la cola, y el alambre ha salido perdiendo anilla y anzuelo. Suponiendo de que se tratara de un problema aislado pongo otro Stick Shadd, esta vez el más pequeño, y sigo lanzando. Por poco tiempo ya que enseguida tengo otra picada. Otra Cubera grande que pelea duro y otra vez pasa lo mismo, el bicho se suelta. Recupero y e doy cuenta de que no se trata de un caso aislado, sino de un defecto de fabricación del señuelo. Las dos mitades del cuerpo están soldadas y en la cola, donde hay menos material, no aguantan la tracción y se abren como una nuez.

Es una lastima porque el señuelo funciona de maravilla y con diferencia ha sido el que más bichos ha pegado, así lo pude confirmar porque con el tercer Stick Shadd que me quedaba he podido continuar pescando. Siguiendo un consejo del mismo Pátrick, he puesto un assist hook en la anilla que une el bajo al señuelo, en el morro del mismo, y a lanzar. Al ser un señuelo pequeño no ha habido ningún problema de ataques fallidos, al revés, utilizando mi nuevo método de seguimiento de la picada, he podido con cada Mero y cada Cubera que le atizaba, logrando resultados increíbles. El señuelo es un arma poderosa, solo le hace falta fiabilidad. Patrick, le leurre est très bon mais est trop faible, je sais que tu peux l'améliorer 🙂

An Abril del año pasado, inicié el amigo Mario a la pesca de la Cubera, el Macabí y el Tarpon en el paradisíaco enclave de los Jardines de la Reina en Cuba, este año he vuelto, con diferentes jugadores pero sobre la misma mesa. Tomás ya había acariciado las cálidas aguas caribeñas hace unos 5 años, pero Vicente y Javier estaban a obscuras de lo que les podía pasar. Javier además, otro loco que viene del Bass, se iniciaba justamente aquí en el maratón tropical y había que cuidar de el para que no ... tropezara.

Evitaré la solfa de siempre de lo buena que es la pesca en los Jardines, que si las Cuberas, que sin 50 picadas al día etc. Esto ya lo sabéis, se ha hablado de ello y esta vez no ha sido de menos, al revés, ha sido demás. Más pesca, más peces grandes, más Cuberas y una cantidad, nunca vista antes, de Meros en superficie. Tengo bien grabados en mi débil memoria, momentos de tal actividad que lance tras lance salían de las piedras dos, tres o inclusive cuatro animales a por el señuelo.

También recuerdo, y esto se quedará grabado por el resto de mi vita, con o sin Alzheimer, la explosión detrás del Habano de una Cubera, perdón, de LA CUBERA más alucinante que he visto en mi vida. Una cola de este porte, digamos la raqueta de Nadal, pero por largo. Ni tocó el señuelo, porque de haberlo hecho se lo llevaba de piercing por un par de semanas. Seguro, esa no la paraba ni el Increíble Hulk.

De todas maneras, Cuberas y Tarpones siguen siendo las bestias negras de los Jardines, pero como ben sabéis por diferentes razones: una por la fuerza y el otro por lo difícil que es clavarle el anzuelo. Las Rojas, más o menos se han dejado toquetear por casi todos, el Sábalo ha sido más esquivo y difícil, y solo uno salió a sonreír para la prensa. También hay que decir que poco los buscamos, estaba todo el mundo envenenado con las chicas de los colmillos largos, y no había quien les sacara de los arrecifes.

Un viaje harto interesante por varias razones. En primer lugar los seres humanos que han participado, bellisimas personas y compañeros de viaje inmejorables. La tripulación Cubana, siempre agradable, simpática, divertida, eficiente, amistosa, humana y profesional. Los bichos, a la altura de las expectativas y si cabe, más todavía. El lugar: divino. Y finalmente servidor, acompañado por una caña muy potente como es la Daiwa Saltiga MuraMura, ha puesto a punto el bombeo infernal; una serie ininterrumpida de tirones muy cortos y muy seguidos, que en ninguna ocasión han permitido a Cuberas o meros de girar la cabeza y tirarse a por las piedras. Volveremos a hablar de ello, como de todos los señuelos y accesorios de Molix que he tenido la oportunidad de estrenar en exclusiva.

No se que es lo que pasa exactamente con estos señuelos, pero al parecer hay quien no pueda vivir sin ellos. Desde que empecé a traerlos desde Australia hace ya unos dos o tres años, hasta ahora que vienen directamente de Normark España, creo que he vendido docenas y docenas de los Giant Jigging Shad de Storm. Primero se aventuraron los jiggers del Estrecho, sobre todo con las Corvinas, luego empezaron a entrar Meros y Abadejos, y finalmente ya no se que es lo que consiguen pescar con ellos. Seguro que más de una Sama, Pargo u otro depredador ha caído. También los de menor peso han tenido éxito en el Mediterráneo, sin embargo los Canarios no suelen utilizarlos mucho. Parecen uno de aquellos productos que no conocen edad ni desgaste, como el conejito de Duracell... ¡y venga Giant Jigging Shad!

Last updated by at .