Tag Archives: mediterráneo

4 Comments

¿Cuales son las experiencias de pesca que realmente valen?

A veces me encuentro sentado delante del ordenador con una página de Word abierta y sin mucha idea de cómo rellenarla, hoy es un día de esos. No se si el hecho de llevar tanto tiempo en esta relación - o mejor dicho dependencia - de la pesca al final es bueno o malo. Acumulas experiencia pero al mismo tiempo te das cuenta de que ya has hablado de muchas cosas y lo de repetir, casi que te da reparo.

¿Vamos a hablar otra vez de las Anjovas con señuelos de superficie?

Las experiencias de pesca para el Anjova

A lo mejor si una revista me lo pidiese lo haría, o mejor dicho, justo de Anjovas no podría hablar porque hace mucho que no veo una, pero ya me habéis entendido. Los secretos de la Lubina a spinning... ¿Cuales secretos, los de quien la pesca en Asturias o de quien la pesca en Almería? es cierto que el mundo es un pañuelo y un pez es un pez pero cómo y cuándo pescarlo sin duda varía según las zonas.

Últimamente he escrito mucho sobre la pesca a spinning ligero.

Las experiencias de pesca en el spinning ligero a los espáridos

O bien una especie de Rockfishing bastardo, más agresivo y con más peso en el bajo de línea. Es mi visión, la que he podido elaborar y comprobar en el Estrecho, acompañado por Paquito. Digamos que podría ser una especie de Rockfishing regional, que funciona en aquel lugar tan especial y que probablemente no funcionaría en ninguno otro más.

Lo mismo me ha pasado cuando hice conocimiento de las Doradas asesinas.

Las experiencias de pesca en la captura de la dorada a spinning

Allí donde las pesqué sí que había ¿pero cien kilómetros más abajo? Si me apuras lo mismo ocurre con las Carpas, hay embalses donde las puedes perseguir con éxito a spinning, otros en los que entran a paseante y hélices y otros donde puedes tirarte años probando sin ver una cola. Imagino entonces que el entorno modifique el comportamiento de los bichos, es probable que la gran presencia de alburnos en determinados embalse y la calidez del agua transformen los hábitos alimenticio de este pez presuntamente pacífico, y que de la misma manera, en algunos lugares, la abundancia de Doradas cree más competencia alimentaria y les desarrolle aún más el instinto carnívoro hasta que se pongan a machacar el Piper.

Por otro lado también hay algo de verdad en el hecho de que un pez sigue siendo un pez.

Las experiencias de pesca a la carpa con vinilos

Algunas reglas generales, las que funcionan en un lugar, se puedan fácilmente aplicar a otro. En la prensa a veces el espacio es tirano y en el Web lo es mucho más, por lo tanto unos escritos bien largos y detallados al final acaban desapercibidos, la gente no tiene ganas de leerlos. Se reduce entonces la cuantía de palabras y por consecuencia el valor informativo del artículo. En un blog se podría solucionar el asunto proponiendo capítulos e intentando desglosar situaciones diferentes, suena fácil pero esto significa que el menda que lo lleva se tiene que patear media España para poder mostrar un abanico de escenarios y las consecuentes adaptaciones.

Mucho me temo que este servidor, y algunos más, seguiremos hablando a título de experiencia personal y probablemente con una limitación regional o local, seguro que los lectores, más espabilados que nosotros, serán capaces de escoger lo bueno y lo malo de cada escrito y sacar el máximo provecho de ello.

3 Comments

A ver si me aclaro, ¿no eran las doradas aquellos pececillos entrañables que los surfcasters adoran y que se pescan con mejillones, tita o gusano de todo linaje? ¿No deberían de ser criaturas que andan buscando sus alimentos en el fondo sin que en su dieta aparezcan alevines o minitalla destinada a depredadores más serios? Este mundo amigos míos va del revés, os cuento una historia del terror, meter los niños en la cama.

Resulta que hace un año o algo más algunos empezaron a ver sus señuelos atacados por doradas de tamaños sospechosos, inclusive pequeñas que se tiraban a señuelos duros de 5 o 6 centímetros, que desde luego nunca jamás estuvieron diseñados para trincar espáridos por cuanto locos o drogados estuviesen. Finalmente la Dorada, a diferencia del “Bream” Australiano siempre ha estado arrinconado al banquillo de los depredadores,  juntos al Sargo quizás, que también en estos últimos tiempos ha cobrado un poco más de popularidad gracias al Rockfishing. Ahora resulta que se han vuelto majara y que son más agresivas que las Anjovas después del bunga-bunga y se lanzan hacía todo señuelo que las saque de sus casillas. Hablo por mi experiencia personal, y se que hay otros amigos que han hecho caminos parecidos, todo empezó con el Piper ese caramelito de Molix antaño puesto a remojo solo para engañar Black Bass sospechoso. En tres lances en un bajío del Delta se ganó los galones y en pocas semanas se había corrido la voz que había un imán al que las Doradas no se podían resistir.

Chachipiruli, ¡qué alegría haberlo descubierto, a lo mejor me suben el sueldo! Sin embargo, en estas sesiones de pesca mixta que de vez en cuando realizamos con equipos ligeros resulta que no es solo el Piper el matadoradas sino que estos pequeños asesinos disfrazados de corderitos se tiran con ganas a buena cantidad de ofrendas directamente derivadas del petróleo, sean blandas o rígidas. Suben a los paseantes, engullen gominolas como aspiradoras y le pegan algún que otro meneo a un buen jerk maniobrado con soltura. Po’ vale, tenemos un depredador más que añadir al listado de lospecesquemegustapescar, pero la historia no se acaba aquí ya que, en un largo día de paseo con los tobillos a remojo descubrimos que las Doraditas de las narices son como Pirañas que no se comen la vacas, pero atacan con violencia señuelos absolutamente inesperados. Con la edad uno se hace más sabio o más idiota, y supongo que a mi me ha tocado la segunda hipótesis, por lo tanto aprovecho dichosa demencia senil y meto en las cajas de los señuelos cosas que sinceramente no deberían de estar allí.

Esta vez traje un FS Spinnerbait de Molix, por si la mosca me dije, a lo mejor vamos al río y mola usarlo. Lo ato al bajo y en tres lances tenía una escuadrilla de Doradas siguiendo el spinnerbait : “¡Fíjate que monas, lo siguen pero no se atreven a atacarlo!” dije inocente a mi compañero de pesca, y al siguiente lance la puntera de la caña empezó a vibrar como el retrovisor de un Harley Davidson. Cada lance una nube de Esparidos llegaba a morder el señuelo hasta a un metro de los waders de este servidor, sin lograr quedarse enganchadas. Podía haber puesto un pequeño triple en el anzuelo y seguro que justiciaba la mitad de ellas sino lo que quería realmente era que una mamá dorada se metiese un buen almuerzo y posase para mi foto. Así fue, y una buena pieza se dejó seducir por el encanto de las falditas y palitas brillantes y me dobló la caña como un sauce. Llamé a mi compi más cercano y le dije de apresurarse con la sacadera porque esta no iba a durar mucho y así fue, se soltó cuando estaba a punto de meter mano al bajo y volvió a ganar su libertad. Un poco tristón dejé caer el spinnerbait en la caja y siempre en plan pequeño experimentador puse mano a un SV Craw de Molix montado con una pequeña cabeza TPower finesse. Empezaba una nueva aventura.

Lance tras lance el vinilo sufría torturas de cada tipo y después de tres o cuatros ametrallamientos volvía al hogar con menos patas que una pelota de baloncesto y hasta que no se me agotaron las reservas seguí disfrutando como un enano con semejante guerrilla, esperando siempre que el Godzilla de las Doradas decidiera meter fin el sufrimiento del pobre plasticorro. Podía haber recurrido a gomas más pequeñas, las tenía, pero no me interesaban las doradas pequeñas, quería el bicho, una vez más para la foto que para otra cosa. Al caer del sol volví a montar el FS Spinnerbait y empezó otra vez el traca-traca, pero esta vez se quedó la bicha y obtuve mi foto, más feliz que un asno con una canasta zanahorias. Mientras, había pegado Doradas con el Thasis, el Punitor y mis amigos iban por la doscientos cuarenta y siete con el Piper, el Gunfish y otros pequeñas diabluras. Así hemos llegado al final de esta historia de asesinos en serie que como el vecino del cuarto parecen  no haber matado un mosca y sin embargo se tiran a unos señuelos de reacción como un GT hambriento.

Hacedme caso nenes, este mundo va del revés.

Habían desaparecido y creíamos que iba a ser para siempre y sin embargo aquí están, maquillados y más modernos pero siguen siendo los mismos.

Hablamos de dos señuelos que hace pocos años hacían felices muchos pescadores, el MrJoe y el Pulsion TR 135.

mrjoe stickbait hundido de sakuraEl MrJoe ha sido uno de los primeros stickbaits  producído en gran escala; equilibrado, fácil de lanzar y con un movimiento atractivo era una de las armas favoritas de unos cuantos pescadores de agua salada. De momento lo tenemos disponible solo en la medida de 12cm X 35g y en dos colores, en otoño llegan más modelos.

El Pulsion TR 135 se ha usado mucho en el Mediterráneo así como en el trópico, para una pesca mediana. También renovado y más bonito se ha puesto al día con los gustos de las nuevas generaciones. Recuerdo que se lanzaba como una bala y levantaba cantidad de agua, y al parecer no se ha mermado su robusteza. Ya está disponible en la tienda en dos colores.

7 Comments

He visto este vídeo y me ha inspirado para razonar un poco sobre las artes que podrían permitir una pesca sostenible. Digo podrían quizás por ignorancia, por no saber con exactitud el impacto que una pesca tan antigua como la de la almadraba pueda tener en la población del Atún, un pez que no se encuentra exactamente en su mejor momento. Si me pongo a analizar el tema afloran varios elementos contradictorios que me dificultan el poder llegar a sacar una conclusión clara, una posición tajante y bien definida, vamos a verlo.

En primer lugar esta técnica de pesca parece tener ancestros en la época romana, cuando ya se practicaba en el Mediterráneo. Esto le concedería un punto a favor, por lo menos por el peso cultural y tradicional que tiene para las poblaciones ribereñas del Mare Nostrum y el Atlántico del Estrecho.

Se trata de un arte cuya eficacia no es tan exacta como la de un cerco, y tampoco tiene el efecto ráfaga de un palangre que por cuanto esté enfocado a una especie mata muchas más indeseadas o protegidas: otro punto a su favor.

Da trabajo a un gran número de personas, unas cien contra la docena que trabaja en un barco de cerco. Un puntito más.

Es muy selectiva, por lo tanto se dirige a peces de grandes dimensiones que ya han cumplido varias veces con su tarea reproductora. Le damos un punto porque parece una ventaja, pero más adelante veremos que por las mismas razones ese punto se lo quitamos.

Es local, limitada en cuanto a las zonas donde se puede colocar la trampa y en número de almadrabas presentes y es fija, si los atunes no pasan por esa zona la almadraba se queda vacía. Punto a su favor.

Mi gran problema con este arte está relacionado con el hecho que en su momento detectamos como positivo y que sin embargo al mismo tiempo tiene una connotación negativa. Captura atunes de gran tamaño, potencialmente reproductores fenomenales que pueden soltar millones de huevas y sobre todo una heredad genética de gran valor, justamente por haber vivido por mucho tiempo y haber sobrevivido a los infinitos peligros que presenta crecer y vivir en el mar. Pero el problema aún mayor es que los captura en entrada al Mediterráneo, cuando las hembras preñadas todavía no han soltado su valiosa carga.

Bajo mi humilde y probablemente equivocado punto de vista, la almadraba se convertiría en el arte perfecto si se pudiese limitar a la captura de los Atunes que bajan de sus zonas de puesta y vuelven por sus rutas de entrada hasta salir del Mediterráneo ¿pero esto tiene sentido? Es viable? Seguiría proporcionando capturas o durante el trayecto de vuelta las capturas disminuyen?

Se que muchos de vosotros saben de este tema y podrán aportar informaciones significativa e incluso ayuda de amigos biólogos que conocen de cerca la realidad de este sistema de pesca con tres mil años de historia.

7 Comments

A lo mejor me equivoco, pero por lo que estoy escuchando de parte de amigos que viven en la costa del Mediterráneo, este año los atunes no parecen tener muchas ganas de irse de los verdes pastos del Mare Nostrum. Su presencia a lo largo de la costa parece constante y aún sin llegar a los grandes cardúmenes de primavera se dejan ver en superficie y siguen atacando los señuelos con ganas.

Foto cedida por David Sánchez : http://davidsanchezpescayfotografia.blogspot.com/

Realmente lo que está ocurriendo con estos grandes pelágicos es asombroso, llevamos tres años de campaña con la subida de las medidas mínimas y las nuevas cuotas y de repente parece haber de nuevo atunes por todo el Med. Creo que podemos afirmar que si el Rockfishing ha sido la revolución de la pesca a spinning del hombre de a pie, la de los atunes a popping y jigging seguramente ha sido la dominante de los que pescan embarcados. Estoy seguro de que este año pasado se han vendido más cañas de popping al atún que nunca, y que la importación desde Japón de señuelos especializados ha hecho trabajar duro los de Aduanas.

Todas las noticias que llegan parecen coincidir en que la temporada del atún, por lo menos por lo que al 2011 y 2012 se refiere, no habrá fin ya que en el mes de Febrero/Marzo solían volver a aparecer y ya estamos encima y todavía no se han ido. Tengo noticias desde Castellón, Valencia, Tarragona, Costa Brava y también desde el Cantábrico donde parece que no se han quedado. Me gustaría que cada uno aportara algo más sobre su zona y las cosas curiosas que ha podido observar este año recién empezado o en el anterior, imagino que muchos, sobre todo los más jóvenes han podido disfrutar de algo nunca visto anteriormente, bandos muy grandes de peces, por ejemplo me han contado que en la Costa Brava hasta se ven bandos de atuncitos de 5kg recurriendo las playas en menos de 10 metros de agua, algo sin duda extraordinario.

No se si siguiendo este camino el Atún saldrá de peligro y la población del Mediterráneo se recuperará hasta llegar a los niveles históricos, pero me alegro mucho de lo que está pasando y sobre todo del hecho que al tener unas cuotas, por cuanto las de los deportivos resulten absurdas por lo mínima que son, la gente se ve obligada a devolver los peces al agua evitando así las masacres que seguramente más de uno estaría encantado de poder llevar a cabo. Ya han volado unas cuantas multas en el 2011 y dudo que en el 2012 se queden cortos, hombre avisado...

Por cierto, hablando de captura y suelta, un amigo amante de la pesca y de la fotografía ha colgado en su blog un artículo muy interesante sobre la manipulación de los peces que queremos devolver al agua, creo que merezca leerlo detenidamente la pena porque aporta informaciones muy valiosa, pudiendo contar con la experiencia de un biólogo marino. Lo encontráis en el blog de David Sánchez

¿Me ayudáis entonces a dibujar un mapa de la situación del Thunnus invernalis en España? Sin entrar en todo tipo de detalles sería interesante leer algo tipo: "Este año los Atunes se han dejado ver por la costa de Murcia hasta el mes de Octubre, luego les hemos perdido la pista" o poder tener una idea del tiempo que han estado en una zona determinada "Llegaron en Marzo y se han quedado...". En fin, tenéis una idea sobre como hacerlo, espero vuestros comentarios. Como siempre gracias por vuestra activa participación.

Last updated by at .