Tag Archives: favorito

6 Comments

En plan vamosadisparartodosloscartuchos empieza una serie de escritos que podríamos bien definir seniles y henchidos de arteriosclerosis o pueriles, ambas definiciones válidas conociendo la pluma (teclado) de donde vienen paridos. El tema de hoy es el (los) paseante(s) favorito(s); tócate las narices. Piano piano llegamos a la cumbre de la literatura más exquisita entrando de derecho en los temas trascendentales que mueven este planeta, vamos que me espero que hasta Punset ponga un comentario a este enigmático artículo.

¡Buuuf! Ya ni sé por dónde empezar, el dédalo es intricado y ni el hilo de Ariana me salva del Minotauro. Por cierto, el Minotauro ese, ¿no resulta curioso que tuviese aspecto de toro y se comiese a las pirsonas? Así estaba el hombre-tauro, como las vacas locas por comer lo que no debía ... En fin, volvemos a lo nuestro que parece que me estoy escaqueando. ¿Porque el paseante, se preguntarán los más atrevidos? Pos fundamentalmente porque es el primer señuelo que se me ha ocurrido, pero si queréis una explicación más afín a la profundidad del argumento os diré que para mi representa el sentido más metafísico de la pesca, por su airoso moverse por encima del esplendido mar azul, dejando una estela que alimenta esperanza y retiene la respiración.

Dejándonos de épicas y tragedia griega en realidad el paseante tiene excelentes posibilidades de ser mi señuelo favorito. Me brinda (¡que palabra más fea y cursi es esta!) la posibilidad de poner en marcha el programa “fantasía” y jugar con ello sabiendo a ciencia cierta cómo responde a mis impulsos amén de ser objeto de picadas espectaculares. Me entretiene y me hace pensar en lo que estoy haciendo porque al poder observar su movimiento me concentro más en ello, esperando ver el agua que se abre. Vamos a abrir un pequeño capítulo técnico.

El tacataca del paseante lo conocemos todos, así nos han enseñado y así lo movemos: zig-zag-zig-zag etc. Bonito y efectivo pero hay vida más allá de la imitación de la culebra coja, así me lo aprendí yo (ojo que empiezo con una historia que ya he contado mil veces). Delante de un arrecife Australiano repleto de peces, dos japoneses pequeñitos pero matones me estuvieron pegando la clásica zurra olímpica hasta que, al 10-0, dejé por un momento de pescar para ver qué era lo que hacían los amigos asiáticos. En primer lugar usaban unos paseantes grandes como un gato montés, luego noté que los movían de una forma para mi novedosa e intenté aprender sobre la marcha tal ingenioso sistema. Inútil decir que mi suerte en aquel día cambió y que todavía sigo agradecido a mis compañeros.

Traían el paseante como si se tratara de un jerkbait o un vinilo recogido a tirones suaves y alargados para que se deslizara sobre el agua entrando y saliendo y dejando ver los flancos hasta parecer un pez (o un gato montés, que la barrera de coral está llena) herido o por lo menos borracho, que suele ser lo más habitual. Este movimiento he descubierto que no se puede hacer con todos los walking the dog, hay algunos que por su estructura y disposición de pesos no se dejan ni enseñándoles un billete de cien euros, pero los menos ariscos sí que juguetean.

Otra cosita que he ido aprendiendo es la de jugar con la velocidad, que diríais vosotros: “Nene esto es de cajón”. Si y no, en el sentido que la velocidad que subimos no es tanto la de la manivela, que veremos en un rato, sino la de la puntera de la caña, que a mismas revoluciones del tambor se menea más. Luego existe la acción “Deltafast” que usan mis compis de pesca: olvidándose de que han enganchado un paseante el final de la línea lo trabajan como si fuera un pencil popper recuperando a la velocidad de un Red Bull hasta que una anjova, palometón o bolso de plástico se enganchen o hagan un amago de ataque. Por cierto la del bolso de plástico es una de las picadas más bonitas, sobre todo por la cara que se te queda una vez que la has clavado.

En fin, mi amigo el paseante convendría de sacarlo con manual de instrucciones, no es fácil hacerse con él; recuerdo un ex compañero con el que compartía sesiones de Lucio, conocido pescador, que una vez obligado por las circunstancias a usar un paseante lo quitó exasperado por no conseguir moverlo según la ley. Aún así deberían de poner en las cajas: “Usad con moderación, produce adición”. Es más que cierto.

Finalmente he llegado al momento de desvelar mis favoritos, cada uno con su porque y por cómo, el orden no es por importancia. 1) Habano de Alle’s Lures por haber contribuido en manera tangible a subir vertiginosamente la cantidad y calidad de mis capturas en los últimos años, desde que Alessandro me dejó uno para probar y al final tuve que guardarlo en una urna de cristal por méritos de guerra. 2) Molix Punitor. Recién descubierto, me permite, el que mejor, trabajar “japanese style”, manteniendo el tipo y seduciendo peces mejor conocidos como Lubinas. 3) Mirrorlure Top Dog, por aquel sonido redondo y profundo que emite en su ladear ancho y preciso y por la cantidad de Lucios que he sacado con el. 4) Excalibur Súper Spook (Zara Spook) por haberme enseñado mucho de lo que se sobre los WTD. 5) El nuevo de Molix, bonito donde los haya y con una acción que combina el estilo clásico con el más novedoso, que ya estoy probando y que será disponible en primavera del 2013.

Aquí me tenéis caballeros, con las gafas de leer puestas para devorar vuestros extrovertidos comentarios.

3 Comments

Es cierto que de alguna manera ya somos especialistas en un tipo de pesca, o dos si me apuras; sabemos algo de spinning, jigging, popping tropical, o  rockfishing si realmente existiera una diferencia notable entra algunas de estas modalidades. No sé si algunos de los que siguen este blog también pescan con cebo o al curricán pero digamos que el grupo "hardcore" cuando sale a pesca lo hace para lanzar o bajar muestras.

Lo que me estaba preguntando es si la especialización luego lleva a otra, un peldaño más adelante por el que no solo nos gusta pescar a spinning, por ejemplo, sino que dentro del spinning hemos delimitado el radio de la búsqueda a una(s) especie(s) en concreto o a una técnica, por ejemplo spinning pesado, en la que de alguna manera destacamos o con la que nos encontramos más a gusto.

En lo personal me cuesta un poco decir que haya algo en este momento en el que me he "especializado", he pasado creo por casi todos los niveles de la pesca con señuelos y si antes me manejaba bien con las Anjovas, para luego hacerme al tormentón tropical, luego el jigging y así seguido, ahora sigo practicando muchas de estas técnicas sin concentrarme en una en especial. Puedo sin embargo afirmar que el jigging, que por un cierto periodo he amado mucho y al que he dedicado cuantía de horas, ahora no me atrae tanto así como el popping tropical, pero no la pesca en el trópico, que sigue pareciéndome muy entretenida.

Para ir concretando y estudiando un poco más a fondo mi "alma pescadora" he de decir que hay algo que me atrae más y en el que, de alguna manera me he especializado. Empezamos por el trópico, cuyo calorcito y humedad saboreo siempre menos, seguramente mi pez favorito, el que más me gusta cazar y que quizás mejor se me da es la Cubera. Las feroces embestidas, las rápidas carreras y la corta duración de la lucha me atraen a más no poder, y sobre todos he desarrollado una técnica de combate que tiene grandes porcentaje de éxito y que me divierte mucho. Justamente por el lado opuesto está mi renacida pasión por el spinning ligero, sobre todo si consigo enfocarlo a la pesca de la Lubina o de especies menos "famosas" y que sin duda me motivan como Doradas, Bailas, Sargos y así seguido. Una de las cosas que siempre me ha cautivado en la pesca tropical es la variedad de las especies que se pueden tocar, y esto lo he trasladado por completo a la pesca local, y en cuanto subo por la borda un pez diferente me emociono como un niño chico. Supongo que con el tiempo he alcanzado cierta sensibilidad para lanzar y mover con maña señuelos de pequeño tamaño, y enfrentarme a peces de porte con equipos ligeros, donde un fallo en la regulación del freno o un nudo mal hecho se pagan con un disgusto.

¿Tenéis vosotros un pez favorito en la pesca del cual os habéis especializado? ¿Porque creéis que con ese bicho lo hacéis mejor, y que es lo que en práctica se traduce en esa ventaja? Como siempre estaré encantado de leer vuestros comentarios. Gracias, ciao Nicola

7 Comments

Digo. Me pregunto. Afirmo.

Año domini 2012 idus de Abril, bueno un poco avanzadas pero nos entendemos ... el agua se va calentando, los pelágicos acosan a boquerones y sardinas, Palometones y Anjovas acechan las costas y la Lubina ha salido del periodo de la reproducción y a lo mejor tiene hambre. Parece que todo va acelerado, hay ataques al lado de la playa, pajareras y la vida parece haber cambiado de marcha, hemos puesto la tercera, cuarta y si nos dejan la quinta (o esa inútil sexta que ahora está tan de moda) . Imagino que la gente una vez se haya quitado de encima el frío del invierno esté pensando en como afrontar la nueva temporada y que retos proponerse.

Una vez más este año contamos con los Rojos a tiro de piedra de la costa, las Lichia Amia como siempre nos harán sufrir así como las Anjovas, ¡maldita sea se ha desanzuelado otra! Y las reinas, tan escurridizas y difidentes ¿se dejará engañar una vieja señora de más de ... x kilos? Tengamos 20, 30 o 40 años todos nos acostamos con los mismo pensamientos antes de asomarnos a la mar, seductora y enigmática, avara y  generosa en igual medida (quizás más avara por el castigo que le damos). Mañana me voy a pescar, pase lo que pase pero ... ¿que es lo que realmente queremos que pase?

Eso es, que deseamos que pase mañana? Que queremos sacar? Con que señuelo?

Yo sueño con dos bichos: el Lubinón de mi vida, un pez que pase los seis kilos y un Palometón como los que sacaba hace quince años, sin tener ni la menor idea. Ahhh, me queda el Atún pero ese me da miedo, "bischo" malo, demasiado para un abuelete. Se me olvidaba, lo que más quiero son buenas fotos, por lo tanto sino lo saco yo que lo saque otro, que me viene igual o mejor 🙂

6 Comments

A ver nenes, que este servidor lleva una estación de amor con los Jerkbaits ¿y vosotros? Así es de sencilla y tremendamente directa la pregunta, ¿Cual es el señuelo de spinning que más os gusta usare en este preciso momento? Porque? Lo habéis descubierto hace poco o ha vuelto a salir del cajón de las cosas perdidas? hay un amigo que lo ha recomendado? Porque pesca más? Porque es más técnico? Porque es más fácil de usar? Porque no tenéis otro?

En fin, hay opciones suficientes para que os estrujéis un poco el cerebro y saquéis unos comentarios interesantes, están habilitados para poder recoger vuestras opiniones...

Los desgraciados que llevan siguiéndome desde hace unos añitos saben que tenía un jig favorito, el Antahan de Sevenseas. Me parecía de los más completos, y no lograba encontrar algo capaz de sustituirlo, sobre todo con la subida del yen, que hace imposible comprar en Japón. Sin embargo creo que finalmente mi búsqueda ha terminado...

Desde hace un tiempo he estado probando un nuevo señuelo, el Theos de la italiana Molix, que se ha recortado un lugar especial en mi corazón y empujado para un lado el Japo. Ya sabéis, la cabra siempre tira para el monte y si mis compatriotas hacen algo bueno y que me gusta, pues no hay ojitos rasgados que aguanten. El Theos baja como una bala, ese culito regordete no está allí como embellecedor, sin embargo esa distribución de los pesos en 8, que se puede aprecian en la foto, les devuelve vida propria, en cuanto empezamos a subirlo para arriba.

El Theos zigzaguea como una culebra, y engaña al bicho más resabiado, así me lo aprendí yo en varias ocasiones. En Andamán, el último sitio donde lo probé, se dejó morder por muchos y colorados animalitos, algunos de ellos no llegué a verlos o bien porque cortaron el bajo sin piedad, o bien porque se llevaron todo y adiós muy buenas. Pero el jig confirmó su potencial: un buen aguante a los muchos mordiscos y roces, y grandes dotes de embrujador, encantador de escamudos de todos los océanos.

Agregado a favoritos, pero me toca reponer stock, me quedan solo tres y en diez días me voy de viaje otra vez ....

Last updated by at .