Tag Archives: depredadores

2 Comments

Sin sardinas ... no hay futuro.

A menudo nos preocupamos de los depredadores que más nos gustan, y que nos gustaría proteger y seguir pescando. Sin embargo, uno de los problemas que tendremos en los años venideros será el de los peces pasto, que también están sometido a una presión pesquera comercial importante y que son la base de la cadena alimentaria de los depredadores. Ya ves, sin sardinas no hay futuro...

Sin Sardinas no hay futuroSe me antoja complicado entender que comerán los bandos de atunes rojos que están resurgiendo, de bonitos y bacoretas, o los depredadores costeros que también sin sardinas verán reducida su parte de aportación proteica. A veces me pregunto si no estamos intentando reconstruir la casa por el tejado, dejándonos en el camino los cimientos, tan importantes para que se aguante todo de pie sin derrumbarse a la primera de cambio.

Entonces es probable que tengamos que redirigir nuestros esfuerzos, si es que hacemos algunos al estar tan divididos y separados en lugar de juntarnos y ayudar a que sobreviva la pesca recreativa. Nuestros pensamientos quizás deberían de dirigirse desde el depredador que más queremos a su desayuno, sin el cual ese cazador amén de no volver nunca jamás, encontrará dificultades para reproducirse y para crecer mejorando su genética.
En fin, sin sardinas no hay atunes, lubinas, palometones, dorados, serviolas o anjovas, el concepto es muy simple y obviamente generalizado porque no existen solo las sardinas pero espero se entienda.

Si os apetece, compartid esa sencilla imagen que he elaborado o si hubiese alguien más experto que yo en realizar este tipo de infografías que haga una más bonita y le daremos vueltas en la red.

Me gustaría mucho escuchar vuestros comentarios y la opinión de alguien que tenga el tema más estudiado y mejor desarrollado. Muchas gracias.

2 Comments

Me encanta el trabajo que hace este chico francés, su empresa se llama Filfish Prods y se dedica a grabar peces de agua dulce, sobre todo depredadores, en su medio natural.

Espero que disfrutéis de este vídeo de peces de agua dulce, entre ellos Lucios, Percas, Black Bass y otros.


Poissons sauvages 2 por filfish

Podéis seguirle en Facebook

1 Comment

No suelo ser muy cursi pero esta vez hacemos una excepción, hablamos de barbos Comizos y Virago de 4", una historia de amor.

El fin de semana pasado hubo otra de Barbos Comizos, casi todo el día del sábado y unas dos horas y pico del domingo, ya que había que volver pronto a Madrid.

Muy bonito lo del primer día y genial la mañana siguiente, con una gran cantidad de capturas en un lugar que explorábamos por primera vez y que tenía mayor variedad de lugares y zonas de pesca amén de ofrecer una mayor calidad en cuanto al tamaño de las piezas.

Barbo Comizo pescado a spinning con Punitor 85He empezado los dos días con el Punitor 85 en color Albino.

Sin lugar a dudas uno de los paseantes de pequeño tamaño más efectivos que conozca, pesques lo que pesques. Ataques escalofriante, persecuciones de infarto y, picadas fallida, en fin un cocktail de emociones que quitaba el hipo, o el sueño, por aquello del haber dormido poco la noche anterior. Mis amigos habían encontrado las armas perfectas en el Piper, ambos pescando con el color Occhiata y el Silver Bait, que ya sabemos lo efectivos que son. De hecho dos de los tres peces más grandes salieron con el Piper, inclusive un Barbo realmente muy grande que se soltó a mitad del combate.

Barbos Comizos y Virago de 4", una historia de amorDebido a mi insaciable curiosidad y decidido a perfeccionar la pesca con vinilos al rato volví a montar la Virago de 4"

Bendito sea el que la inventó - pero esta vez en lugar de acoplarla con la T-Genius la monté con un anzuelo de OMTD T-Swimbait Weighted. La vez anterior -ya que los barbos a menudo atacan por detrás - el corto anzuelo de la T-Genius no llegaba a enganchar (cosa que por ejemplo no pasa con Black Bass y Lubinas) así que al llevar un anzuelo que despunte en el medio del cuerpo seguro que el problema se podía llegar a solucionar. Lo más bonito e interesante de este vinilo es que lo puedes trabajar de muchas maneras, o bien nadando a tironcitos y manteniéndole debajo de la superficie y si bien plomado, cerca del fondo, o bien a ras de agua, que es, bajo mi humilde punto de vista lo más eficaz y entretenido. ¿Eso como funciona? Allá va el rollete.

Barbos Comizos y Virago de 4", una historia de amorNo sé si tenéis presente un pez pasto que se desplaza con dificultad y que a veces asoma la cabecita.

Seguro que habéis visto algo parecido, se aprecia a menudo en los averíos, donde un boquerón ha sufrido un ataque que no ha acabado con él y que sin embargo le ha dejado tocado. Pues eso, con la Virago de 4" se logra exactamente la misma acción y el efecto es tan realista que confunde hasta una persona. Trabajando con la caña alta, también a velocidad sostenida, chapotea, se asoma y vuelve a desaparecer e inclusive con un tirón demás logra saltar como si estuviese huyendo.

Black Bass a spinning con Molix Virago de 4"Los Comizos los veíamos atacando alburnos en las reculas más protegidas.

Había varios o bien al acecho un poco distantes de la orilla, o metidos en dos dedos de agua persiguiendo los estresados pececitos. Según los veía, les tiraba el señuelo a poca distancia y al recuperarlo, cuando se percataban de su presencia atacaban como si no tuviesen nada que comer en los próximos cuatro años. Aún lanzando a ciegas en el canto tuve muchas picadas, inclusive algún Black Bass. Aparecían detrás del señuelo con la boca abierta y rápidamente mordían, realmente espectacular. Además - al tratarse de un señuelo blando - si fallaban a la primera atacaban de nuevo hasta que o se clavaban o renunciaban por torpes.

Poco a poco voy afinando mi técnica de pesca con ese señuelo que últimamente me está regalando muchas emociones, y que sobre todo me divierte mucho usar. Fijaos que cuando Vincenzo Muscolo me hablaba de ello al principio yo no le veía la gracia, pero al observarle a él y otro amigo en acción entendí su potencial. Por cierto, al finalizar la pesca me di cuenta que la que tenía puesta era la última Virago que me quedaba...

¿Quién se atreve a probarla? Ofrezco un tutorial de uso si queréis, me podéis llamar o pasar un mail si hubiese algo que no habéis entendido, me alegraría ver que funcionara a vosotros también.

1 Comment

Seguro que me vais a entender - o eso espero - no sea que alguien se vaya a creer que soy la Carmen Lomana de la pesca pero en fin, esto es algo fútil, que a lo mejor hasta podía haberme ahorrado, pero no lo hice.

Llevo la friolera de casi veinte años hablando de la pesca con señuelos en el mar, pescando en el mar, por todos los mares de este bonito planeta y soy un asqueroso afortunado por haber podido disfrutar de lugares tan lejanos y exclusivos y más o menos pelear con casi todos los peces que se puedan engañar con un señuelo, o una mayor parte de ellos. Hasta aquí vamos bien, sigamos. Lo que ocurre es que a veces le entra a uno el gusanillo de probar algo nuevo, no que lo hecho hasta hoy sea repetitivo o poco interesante pero como pica y pelea un GT más o menos me lo sé, una Barracuda igual y una Anjova también. De hecho los GT por ejemplo han caído muy abajo en mi lista de peces favoritos, y los cambiaría por bichos de colores, quizás más pequeños pero por lo menos más agradecidos delante de la cámara.

Volvamos al taco que se me va la pinza.

Sin duda hay algunas especies de las que no me cansaré nunca, las Cuberas, los Meros de colorines, los Dientes de Perro, los atunes...no los atunes no que ya estoy mayor para ellos, las Lubinas y algún que otro más. Mañana mismo me embarco para ir a molestarlos pero - es que hay un pero - pudiendo elegir, que no es el caso pero aquí trabajamos de imaginación, a lo mejor me iría a ver otro patio. Me explico mejor. Ese agüita dulce que nos da la vida lo tengo abandonado casi por completo, son años que como mucho le meto un gol a un Lucio borracho y resulta que por este mundo tan húmedo, hay miles de especies diferentes con mirada de asesino y unos piños así de tochos que meten viajes a cualquier señuelo les pase por delante.

Eso es, Fishbase te cuenta que en España, entre autóctonas y alóctonas hay unas 102 especies de peces de agua dulce,  en Indonesia ya son 1193 y en Brasil superan las 3000. Quita el pez pasto, los herbívoros y los carroñeros y te sigue quedando un puñado asombroso de depredadores. No me digáis que esto no es interesante, y lo señalo casi más como amante de los peces y como fotógrafo, que como pescador. Fíjate que en Brasil las especies de mar son 1229 y en España 670 una relación que cambia de manera drástica diría, amén de que muchas de estas especies son compartidas como la Llampuga, Serviola, Atún etc.

Parece ser entonces que en agua dulce tenemos una gran variedad de animales que sin hacer mucho ruido seguro que se dejarían querer por cada uno de nosotros. Hay bichos preciosos, llenos de colores, con morros feroces y escamas brillantes que pelean como hombres, saltan como grillos y si te descuidas te meten un bocado que te dejan con un par de dedos tuneados. A esos me refiero, nuevos contrincantes totalmente desconocidos, un mundo nuevo para explorar que estoy seguro me sorprendería y que finalmente, después de todos estos años de sal e iodo, me he decidido en visitar.

Sin dejar el salitre poco a poco quiero volver a aventurarme allí donde todo empezó - y empecé - volviendo a unas origines de las que la vida misma me había hecho alejar. Me he emocionado hace unos días al volver a hablar con un conocido de viejo pelo que me contaba de carpas y Barbos a spinning, y estoy impaciente por cruzar fronteras para mi primer viaje tropical dulzón, en búsqueda de nuevos amigos. Se hará lo que se pueda y que quede claro, no hay quejas ni pijadas aquí, estoy encantado de lo que he podido catar hasta la fecha y más bien me estoy deseando - en voz alta - un proyecto para el futuro. Por soñar que no falte.

2 Comments

Con las gominolas, hay que admitirlos, los pescadores de agua salada estamos un poco pez. Un poco mucho diría. A veces me pongo a hablar con algún loco del Black Bass o sigo una conversación entre ellos, que es aún más de locura, y no me entero de na’. Que si el wacky, el texas, los montajes finesse, los insert de plomo, las creatures o la madre que los trajo a todos  ¡malditos empollones híper técnicos, me tenéis frito!

Una rabieta, nada más, la frustración del ignorante que quiere aprender pero no tiene suficiente espacio en el disco duro para almacenar semejante riada de información; ya se me pasará. De todas maneras el hecho es que en el mar no vamos mucho más allá de la cabeza plomada y el cuerpo en goma tipo shad, y tirando. ¿No estamos quizás perdiendo algo interesante? ¿Por qué la experimentación es así de limitada teniendo en cuenta que ya solo en el Mediterráneo tenemos tantas especies a las que la podríamos colar con un bonito montaje, depredadores o menos?

Vuelvo al Rockfishing que recién llegado nos ha acercado un poco a los materiales blandos. Tampoco es para tirar cohetes, cabecitas enanas, vinilos micro y a correr, vamos que lo más atrevido va a ser un montaje Texas, una reliquia del paleolítico. Sin embargo es justamente el vinilo lo que más tercia, bien por los costes reducidos, bien por su eficacia. Caramelitos para los niños, eso va a ser, al final todas las criaturas son iguales. Pero el Rockfishing y sus alteraciones nos ha enseñado que dos palmos debajo de la superficie hay un ejército entero dispuesto ad atacar un señuelo, animalitos que nadie pensaba pudieran llegar a osar tanto. De allí quizás hemos ido abatiendo muchos muros y ampliando el abanico de posibilidades.

El trabajo con Molix me está enseñando muchas cosas, sobre todo en el ámbito de los señuelos blandos, que antiguamente controlaba menos de un F18 en picado. He visto la evolución de algunas herramientas, como el camarón que saldrá en marzo y que ha resultado absolutamente mortífero. He descubierto que hay señuelos que emiten vibraciones y otros que emiten micro vibraciones, un detalle aparentemente insignificante que sin embargo resulta ser determinante. Apéndices móviles con bolitas que retienen el aire y producen un determinado movimiento, patas o pinzas que necesitan una determinada consistencia para hacer bien su labor y permitir al señuelo que baje bien equilibrado, y produzcan la cantidad necesaria de vibraciones y no más, porque podrían llegar a molestar.

He probado a pescar a drop shot, una técnica muy interesante para pequeños - y a lo mejor no tan pequeños – depredadores, he montado vinilos con anzuelos plomados para Black Bass o cabezas finesse, y los resultados, y no estoy hablando de capturas, han sido muy interesantes. Max Mughini y Vincenzo Muscolo me han enseñado algunos montajes excelentes para vinilos como la Virago y si viviera más cerca del mar y pudiera salir a probar todo esto seguro que aprendería mucho más, porque solo se trata de ponerse las pilas y probar. Aún sin tener que ganar el Bassmaster podemos mejorar en el asunto, que repito, me parece la mar de interesante. Creo que hay una gran diferencia entre una picada a un jerkbait duro de la que pueda haber a un pequeño cangrejo de goma montado finesse, una te revienta la muñeca y la otra la vive todo el cuerpo, vibración tras otras hasta que se tensa la línea.

Que duro se hace el invierno ¡tengo gana de salir a pesca ya!

Last updated by at .