Tag Archives: crankbait

1 Comment

Últimamente me ha entrado el gusanillo de los crankbaits, esos señuelos regordetes con unos baberos que parecen el pico de un pato y que son tan conocidos entre los pescadores de Black Bass. De vez en cuando, mientras pescaba en lugares con más profundidad ponía uno para ver que ocurría y la verdad es que a parte una oblada no he tenido mucha más suerte pero no por esto voy a tirar la toalla.

Sin embargo se con seguridad que muchos pescadores los usan con éxito para las Lubinas por ejemplo, y se me ocurre pensar que peces de fondo como Dentones o mero podrían apreciarlos también. El rollo es que con esas palas son muy duros de recuperar y lo mejor es usarlos con equipos de casting y la verdad es que carretes de ese tipo específicos para el mar hay muy pocos y bien caros ¿Vosotros tenéis alguna experiencia de pesca con ellos?

4 Comments

Si hace unos días hablamos de las novedades de Molix que acaban de salir o están a punto de caramelo, ahora os presento lo que tiene en el puchero, y que saldrá entre primavera avanzada y el verano. Una vez más, Molix me ha dejado boquiabierto por la calidad del diseño de sus artificiales, que a mi modesto ver están un paso por delante de la competencia, además de pescar peces por supuesto. Para entender mejor lo que quiero decir agrandar las fotos clicando encima de ellas.

Vamos a empezar y como siempre trataremos los productos específicos para el mar, con alguna intromisión curiosa. Tened en cuenta que se trata de modelos no definitivos y ensamblados de prisa para la feria, por lo tanto las imperfecciones en cuerpo, ojos y pintura son debidas a esta razón.

Empezamos por el Molix Spopper 110, un artilugio que vuela como una bala de cañón y nada como Phelps. En el tamaño de 11cm se han concentrado 38g de estilo, aerodinámica y potencia:en Bolonia lo he podido probar en vasca y a pesar de no tener las condiciones que se pueden encontrar en ambiente marino he podido apreciar la increíble estabilidad del señuelo trabajando con fuertes tirones. Al traerlo rápido sin buscar chapoteo, se sumerge un dedo por debajo de la superficie y viene culeteando y dejando un rastro de burbujas muy atractivo para cualquier tipo de bicho cabreado que se puede topar con el. Cuando llega el momento de echarle músculos a la cosa el Spopper se crece y sabe hacer el macarra, por cada tirón levanta una buena columna de agua y suena como un tambor, bastante por encima de lo que se pueda esperar de un señuelo de este tamaño.

Nuevo Crankbait, desconozco lo que será el nombre definitivo. Este es un señuelo cuyas aplicaciones en principio serían para el agua dulce, véase Black Bass y Cia. Sin embargo mientras Max Mughini el Pro del Bass de Molix, un verdadero crack, lo probaba en vasca explicando a la gente las diferentes maneras de utilizarlo se me ha abierto un mundo entero de posibilidades de utilizo en el mar. Se producirá con dos tipos de babero, uno más corto y el otro más largo para llegar a diferentes profundidades, y lo más gracioso es que justamente con el modelo de babero largo Max trabajaba en la superficie logrando tal movimiento que me ha dejado de piedra. Resulta algo difícil explicarlo en un artículo, habría que verlo en acción para entender exactamente de que se trata pero os aseguro que será la primera vez que podáis usar un cranckbait como un top water.

Acabamos la lista con un paseante, también sin nombre y todavía en fase de acabado para lograr el movimiento perfecto. Quizás al trabajar para Molix no consiga ser al 100% objetivo, y también puede que mis gustos no coincidan con los de los demás pero bajo mi humilde, subjetivo y como antes decía imparcial punto de vista, este es el señuelo más bonito que he visto en mi vida. Me gustaría que los amantes de los coches de diseño, Audi, Alfa Romeo, Ferrari o los fanáticos de las motos como Yamaha, Ducati o Triumph me dijeran si aquí no logran ver la carrocería de un deportivo de lujo, sea de dos o cuatro ruedas. He estado sobando este señuelo buena parte del domingo, cuando me han abierto la estantería acristalada donde lo tenían encerrado, y foto tras fotos me he apasionado por su línea limpia y elegante y me lo imaginaba zigzagueando en dos palmos de agua esperando la picada de una Lubina. El diseño no está al 100% confirmado, podrían cambiar algunos detalles de menor importancia. No lo hemos podido probar al no llevar todavía pesos ni estar equilibrado, pero en cuanto pueda echarle manos no dudéis que os lo hago saber.

6 Comments

A ver nenes, que este servidor lleva una estación de amor con los Jerkbaits ¿y vosotros? Así es de sencilla y tremendamente directa la pregunta, ¿Cual es el señuelo de spinning que más os gusta usare en este preciso momento? Porque? Lo habéis descubierto hace poco o ha vuelto a salir del cajón de las cosas perdidas? hay un amigo que lo ha recomendado? Porque pesca más? Porque es más técnico? Porque es más fácil de usar? Porque no tenéis otro?

En fin, hay opciones suficientes para que os estrujéis un poco el cerebro y saquéis unos comentarios interesantes, están habilitados para poder recoger vuestras opiniones...

¿Hay ranas en e mar? Digo, por si a caso; porque si hubiese tendríamos el señuelo ideal. De las muchas novedades de Molix hay un par que me han impactado mucho, sobre todo después de que un maestro del Black Bass me ha demostrado como nadan y que tipos de diferentes acciones pueden llegar a tener.

El Supernato por ejemplo, es una mezcla entre un cebo blando y uno rígido, con una cabeza que parece un caparazón de un buey de mar y un cuerpo suave como la piel de una rana, apunto. Este entrañable invento, además de trabajar en superficie y poderse meter entre los más variados obstáculos gracias a su doble anzuelo anti alga, se puede rellenar de agua, según se necesite y de repente se transforma en un suspendido o un crankbait hundido que nada a ras del fondo.

Hay una gama de colores algo extensa, en las fotos solo aparecen algunos, y veo dos o tres que tienen un potencial en el agua salada. Se me ocurre pensar que las Lubinas que viven en el río o la desembocadura del mismo no le harían asco, ya que algún que otro batracio se lo habrán zampado, y también que otros depredadores, más bien de andares lentos, más de un bocado le meterían, por aquello que te enseñan cuando eres pequeño, que hay que comer de todo. En fin, llevo ya más de dos meses sin tocar agua u escama, y a lo mejor se me va un poco la pinza, pero en cuanto pueda volver a mojar trenzados, juro que apuesto por el bicho blandiduro hasta que se lo trague un animal.

Last updated by at .