Tag Archives: arrecife

Como adelanté en el report de Sudán, finalmente puedo confirmar que estaremos de vuelta al Mar Rojo en Octubre, del 21 al 30. En principio el viaje está estudiado para un grupo máximo de 6 pescadores que viajarán conmigo, con salida desde Madrid con Emirates elegida compañía aérea amiga de los pescadores tropicales en virtud de los 30 kg de franquicia de equipaje... 🙂

Vida a bordo de un catamaran nodriza y pesca embarcados con las dos lanchas de las que dispone la organización o desde tierra, en los arrecifes donde esto sea posible. Es justamente la posibilidad de practicar la pesca desde tierra que diferencia este destino de muchos otros y que ofrece una alternativa muy entretenida a los que no viven de solos GT.

El crucero ofrece seis días completos de pesca, de sol a sol o de obscuro a obscuro para los más endemoniados, ya que por la noche el nodriza se transforma en un imán de diferentes especies. A bordo no falta ningún tipo de confort y para el otoño debería de estar montado en aire acondicionado en todos los cuartos, además de pequeñas mejoras que hemos sugerido al organizador.

Lo mejor de todo esto es que si el grupo finalmente es de 6 personas y reservamos los aviones con suficiente adelanto, el precio se queda alrededor de los 2500€ incluido los vuelos, algo realmente interesante sobre todo en estos momentos de incertidumbre económica. Si estáis interesados por favor pasarme un e-mail o contactar directamente con Marga de Navarsol (tel 948198758), hay un pdf disponible con toda la información.

3 Comments

Tengo un poco de prejuicios a la hora de insistir batiendo por mucho tiempo un mismo lugar o volver a pescar por dos veces seguidas en un día o en dos días consecutivos la misma zona; creo que es una herencia que voy arrastrando desde los tiempos en que solo pescaba en agua dulce pero dudo que se trate solo de un capricho. Más de una vez he podido comprobar que en un lugar que en un momento dato ha sido especialmente productivo, al volver las cosas han cambiado radicalmente y no se ve una aleta y no son una o dos veces, sino muchas en las que a pesar de mi reticencia me he encontrado en una situación similar. La otra manía que mencionaba me frena del insistir en lanzar repetidas veces en el lugar exacto, prefiriendo dirigir mis disparos hacía zonas nuevas, donde en principio todavía no se ha visto señuelo.

Entiendo que cada uno de nosotros tendrá experiencias análogas o totalmente diferentes y me doy cuenta que hay zonas donde el problema no se presenta o por lo menos se manifiesta en manera muy reducida: las bajas donde se concentran los pelágicos ofrecen resultados día tras día, independientemente de la presión de pesca. Lo mismo ocurre con las zonas sin estructuras marcadas y donde a pesar de todo hay abundante presencia de pez pasto, con los depredadores que inclusive se juntan con el aviación y se montan unas pajareras impresionantes. Un cambio en el clima puede estar acompañado por importantes cambios en la actitud de los depredadores hasta desplazarlos de un sitio a otro, renovando en un pispas una zona ya batida anteriormente. Finalmente hay zonas de paso o donde los depredadores entran solo en determinados momentos, por ejemplo puntas de piedra, playas someras, desembocaduras de pequeños ríos y arrecifes que se llenan de vida con los cambios de marea o la aglomeración de pez pasto.

Seguro que muchos de vosotros podrán aportar algo más a mis tambaleantes teorías, me encantaría escuchar vuestra opinión y conocer vuestras experiencias; seguro que al estar más cerca del mar que este servidor lo tenéis mejor medido. Los comentarios están abiertos.

Pues no, no hay report en directo esta vez. Estamos en la isla donde todo está prohibido: GSM, 3G, satelitares.... Cuba no ha cambiado desde la última vez que la visité y hay que adaptarse a las reglas.

Cuando aparecerá este post ya estaremos pescando, entre los arrecifes y los manglares del Sur de Ana María, una zona que desconozco y que voy a visitar en compañía de mi amigo Mario.

Juntos hemos decidido dejar en casa el metal pesado. No hay jigging. No queremos jigging. Así de sencillo. Conmigo tres cañas travel, dos de spinning y una de casting. Una Caranx Medium y una Saltiga MurMura para las Cuberas, que espero encontrar hambrientas y de mala leche.

Será seguramente cuestión de gustos pero una picada de una Cubera en 5 metros de agua me pone mucho más cardiaco que la de un GT. Se que va a hacer, y SIEMPRE lo hace, nunca se equivoca. Va a buscar el fondo y a intentar reventar todo. No hay opción, ni escapatoria. Si el GT muchas veces te perdona, la Cubera NUNCA. Tienes 5 segundos de tiempo para parar su carrera, sino adiós muy buenas, ha roto. Porsupuesto que la lucha que sigue es ridícula, una vez alejada de las rocas la roja cede sin poner mucha resistencia y es aquí donde el GT le vuelve a ganar terreno.

Pero no son solo esos animales con colmillos que nos interesan, vamos a por todo el circo: Tarpon, Snook, Macabí Jureles...si, Jureles, los GTs de los pobres. Y los pescaremos con equipos ligeros si es posible, así me lo aprendí yo hace ya más de 15 años...

Ya os contaremos que tal ha ido...

Last updated by at .