Sujetar la caña

Compartir

El otro día, mientras estaba pescando, me he dado cuenta una vez más de una limitación muy grande que tengo a la hora de trabajar un señuelo. Resulta que mi posición favorita (de pesca) suele ser con la puntera de la caña hacía abajo, o algunas veces hacía arriba, apuntando a mi izquierda. Es decir, que mantengo la caña cruzada de lado hacía mi lado más débil.

Esto me permite maniobrar el señuelo como más me gusta, darle los golpecitos necesarios para que se deslice, chapotee agua o se mueva como una culebra "borrascha". Es una posición en la que la mano derecha puede trabajar valiéndose de la acción que más fácil resulta a mi muñeca, es decir doblándose hacía el interior, de derecha a izquierda.

Ahora, me pones tu a trabajar al revés, es decir dar golpes al señuelo desplazando la caña con la muñeca de izquierda a derecha o manteniéndola apuntando hacia la derecha y estoy perdido. Es algo un poco embarazoso pero de repente me transformo en un torpe de cuidado y en absoluto consigo mover los señuelos con armonía, ritmo y de una manera que pueda resultar eficaz.

Esto seguro que va con la absoluta inutilidad de mi parte izquierda del cuerpo, cuya única función, por lo que he podido entender, es de equilibrar la derecha para que no vaya doblado hacía un lado como un sauce. Creo que más que girar la manivela del carrete no puede hacer y fíjate que me parece un logro espectacular, que supongo he conseguido por haber empezado esto de la pesca desde pequeño.

Ahora, y con un poco de aprensión, pregunto si esto me pasa solo a mi o si hay algún que otro ser humano que comparta esta desgracia y que quiera declararlo públicamente en un comentario de este blog. Al final me voy a echar a los brazos de Baco para olvidar semejante hándicap, si ya el 100% de mi persona no sirve para mucho, imagínate como me pueda sentir al saber que un 50% no sirve prácticamente para nada..ah sí, para dar vueltas a la manivela del carrete. Oye, pero sin eso ni podría salir a pescar, al final hay siempre que ver la botella medio llena. ¡Y dale otra vez con el vino!

2 thoughts on “Sujetar la caña

  1. Abe

    En mi caso suelo trabajar con puntera baja delante o puntera hacia la izquierda como tú, aunque muchas veces va en función de la corriente o el viento y no me supone problema orientarla hacia la derecha o ponerla en vertical.

Comments are closed.