Percance con las fotos de pesca

Compartir

La semana pasada tuvimos un percance con las fotos de pesca. Resulta que pasé mi cámara a Jorge y de todas las fotos que me sacó solo hubo una bien enfocada. Además, algunas que hicimos ya con muy poca luz con el sol ya bajo detrás de las montañas, salieron movidas. La culpa no es suya, lleva poco manejando una reflex y yo debería e haberle explicado bien lo que tenía que hacer y no lo hice. Vamos por partes.

En primer lugar la Nikon D7000 con algunos objetivos tiene problemas de backfocus, es decir, en lugar de enfocar adonde tu apuntes, lo hace en otro lugar que a ella parezca más conveniente. Con el Nikkor 18-70 f3.5-5.6 este lugar normalmente es el pescador que está detrás del pez, cuyo ojo debería de ser el punto de enfoque. El resultado ha sido que Jorge, enfocando correctamente donde debía, sacó mi careto perfectamente nítido y los peces algo borrosos.

En segundo lugar no le dije que el objetivo no era estabilizado, por lo tanto el no se preocupó de la velocidad de disparo, y yo le expliqué lo que tenía que hacer sin pensar que a lo mejor Canon utiliza un sistema diferente. Le recomendé de tomar la exposición para el cielo y bloquearla e iluminarme a mí y al pez con el flash. Jorge lo hizo pero en lugar de mantener apretado el botón del bloqueo de exposición lo soltó, porque resulta que con Canon cuando lo bloqueas se queda así, mientras el de Nikon requiere que sigas manteniéndolo apretado.  Si hubiese mantenido el botón presionado las fotos hubiesen salido bien porque la luz del cielo habría sido suficiente para conseguir una velocidad de exposición de 1/80s o 1/100s para que las imágenes saliesen congeladas.

Como prueba de su inocencia en el percance con las fotos de pesca y de mi malas explicaciones son las que hizo con su Canon, todas perfectamente enfocadas y sin ningún tipo de movimiento que las estropeara. Además, hay que añadir, que servidor se puso muy nervioso, bien por la hora que levaba al final del día de pesca, bien por haber esperado tanto esa captura y por la importancia que - por diferentes razones - tenía.

El sábado, día de descanso, meditación y taller, si tercia, he regulado el ajuste de precisión del autofocus de la D7000 con el Nikkor 18-70 y aquí abajo podéis apreciar el resultado.

Os pongo 4 fotos hechas con el sencillo sistema de las pilas recargables colocadas en diagonal con respeto al plano del objetivo. Cámara en el trípode, abertura f4.5 ISO 100. El enfoque está siempre en la del medio, y pasando de una imagen a otra podréis notar cómo cambia el enfoque. Los números indican los ajustes que he hecho por cada foto, una opción que te permite la D7000 dentro de su menú.

Espero esto os pueda resultar útil si os encontráis con un problema parecido, y sobre todo para recordar que la prisa, siempre, es mala consejera.
Percance con las fotos de pesca
Ajuste en 0, exactamente como viene por defecto. Podéis apreciar que la pila que está enfocada es la de la izquierda que está colocada atrás
Percance en las fotos de pesca
Aquí hemos ajustado a -5 y ya se nota que la pila de la izquierda no está del todo enfocada y la del medio va adquiriendo nitidez
Percance en las fotos de pesca
Ahora el ajuste es a -10 y vemos que las tornas han cambiado, la pila en el medio está enfocada y las otras dos más borrosas
Percance con las fotos de pesca
Apretando los ajustes a -15 vemos que ahora el la pila de la derecha que se ve más nítida y las otras dos pierden enfoque
Percance con las fotos de pesca
Este es el ajuste definitivo que he elegido para el Nikkor 18-70 porque probando entre el -10 y este, me ofrecía más consistencia en los enfoques.

 

 

 

 

 

One thought on “Percance con las fotos de pesca

Comments are closed.