Obsesiones en la pesca : ¿son buenas o malas?

Compartir

Todos tenemos obsesiones en la pesca, hablemos de ello.

Últimamente lo de pensar y transferir los flujos de mi materia cerebral sobre un papel blanco se me hace harto complicado. La musa me ha dejado en dique seco y hay que tirar de práctica para sacar algo mínimamente decente a la luz. Esta es la razón por la cual este blog está algo adormecido esperando que un chorro de tinta virtual empiece a rellenar el hueco de la pantalla y cuente algo que merezca la pena leer hasta el final.

No pretendo conseguirlo pero sin duda no dejaré de intentarlo. He encontrado un tema en una esquina del sótano de mi sedada inteligencia - eso es, la poca que sigue con vida - y espero no se me escape mientras tecleo esta aburridísima introducción. Va de las obsesiones en la pesca, las que espero todos tengamos porque si soy el único lo llevo bien crudito.

Las obsesiones en la pesca son una putada grande como una catedral. Si hay algo que en este mundo te limita, encoge tus conocimientos, cierra puertas y radicaliza tu comportamiento son ellas, y ahora dejadme explicar, qué vais muy de prisa.
Cuando un ser en su sano juicio se obsesiona con algo, probablemente dedique gran parte de su energía en lograr su objetivo sin permitir que haya cosas, a lo mejor igual de interesantes, que también les podrían procurar placer.

Obsesiones en la pesca - ciprinidos a spinningLos pescadores somos obsesivos, pocas dudas tengo sobre esto, y a menudo nos encaprichamos con algo hasta pasar toda la semana pensando en cuando tendremos la siguiente oportunidad para volver e hincarle los dientes. Así me lo aprendí yo, a veces por determinación propia, otras por circunstancias, da lo mismo. Fíjate la perreta que llevo últimamente, y ya es año y pasa - se dice pronto - con los jodidos ciprínidos a spinning. De repente parece que me he olvidado de los peces de mar, de mis queridos lucios, del jigging y de usar cañas que lancen más de 14 gramos.

maldives, indian ocean, fishing, landascapesNo te lo pierdas, esto ya me pasó anteriormente, primero con el spinning en la Graciosa, luego con el popping tropical, el jigging, la pesca a spinning ligero en el mar, los lucios en ríos pequeños, las lubinas y ahora con animalitos gordinflones con bigotes. Como podéis apreciar soy consciente de ello, de repente un chorro de riego me ha despertado de mi viaje entre las tinieblas y me ha llevado a reconocer mis mismas obsesiones, algunas de las cuales, lo entendéis vosotros mismos, relacionadas con mi trabajo y momentos concretos de mi vida.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA¿Qué pasa cuando te tiras años seguidos obsesionado con los Lucios de los ríos de Castilla? Pues que, por ejemplo, no te das cuenta de que existen carpas como barricas que te pueden dar el gustazo de tu vida con una picada a vista. O que las Lubinas son entre los peces más entretenidos y complicados de pescar. Lo mismo te pasa cuando en el trópico solo ves GT o Cuberas, te olvidas de que los bajíos están llenos de vida y que hay algunos peces pequeños que pueden llegar a ser más divertidos de los monstruos de arrecife.

maldives, indian ocean, fishing, landascapesHe caído en el mismo error muchas veces, y estoy seguro de que volveré a caer en el futuro, perfectamente consciente de que me estaré equivocando. Me encanta ver aquellos pescadores que un día se van a pescar truchas y la semana siguiente están peleando un Palometón desde el barco. Disfrutan de la variedad que hay en la pesca de calidad. Ahora también pienso que el hecho de tener familia, vivir en Madrid y con poco tiempo a disposición digamos que tampoco te brinda grandes oportunidades de irte de una punta a otra de España/Mundo buscando peces de todos los colores. Es decir, quizás la logística juegue un papel importante en algunas obsesiones en la pesca, ¿o me equivoco?

En fin chicos, es cierto que a menudo vamos tirando siempre por el mismo camino pero también es innegable que si el camino te lleva delante del agua con una caña en la mano tampoco es un drama, vamos, creo que voy a poder seguir aguantándolo por un tiempecito. Seguimos obsesionándonos, mejor que quedarnos en casa indecisos sobre donde ir a pesca el fin de semana, demasiada variedad al final tampoco es buena.

One thought on “Obsesiones en la pesca : ¿son buenas o malas?

  1. Sisoma

    ...Bien...yo soy del,digamos, grupo 1 : Solo pesco de una manera.Pesco lubina a spinning.
    ¿la razón?...bufff...tratando de resumirlo de algun modo, pues diria que no dispongo de demasiado tiempo para dedicarle a la pesca y no quiero repartirlo tocando distintos palos.Me gusta la especie y la tenica.La logistica, como bien apuntas,juega en esto un papel fundamental.Yo vivo y me muevo por autenticos paraisos para la pesca del róbalo.De vivir en la meseta, a buen seguro que no seria pescador de lubina...eso segurisimo.No me da a mi tampoco por obsesionarme con la pesca del macabí...¡¡jodido lo tendria!!!..
    Esto por un lado.El factor geografico es fundamental.Pero por otra parte, podria haberme dado por molestar a otra especie de por aqui, como los sargos o las doradas......pero no....la lubina tiene algo especial para mi.
    Conozco a pescadores del "grupo 2", que le pegan a todo y ademas lo hacen muy bien...Pero aun asi yo creo que ellos deben tener tambien una "favorita".Esto deberia exponerlo alguno de ellos.Que les lleva a tratar de experimentar tantas especies y tecnicas.
    pd...y ya de paso, si puede ser ,que me expliquen como se lo montan para que la parienta se enrolle y les conceda esa "barra libre" para el disfrute de su tiempo .
    Un saludo

Comments are closed.