Mi Stickbait favorito

Compartir
Mordiscos no le faltan, pero ha aguantado muy bien los dientes de los depredadores

Este sin duda ha sido mi stickbait favorito del último año. Lo he utilizado sin piedad en muchos viajes y por alguna extraña razón, cuando muchos otros señuelos han sucumbido, este siempre se ha salvado. Es un señuelo afortunado, y ahora se merece un descanso en el museo de los grandes supervivientes.

Depredador y presa...

Trabaja como un paseante, si de moverlo así sirviera de algo, sin embargo es cuando adquiere un poco de velocidad que sale a la luz todo su potencial. He logrado hundirle el morro con el fin de hacerle trabajar con cada tirón debajo del agua, reluciendo barriga, sin embargo este no es el movimiento con el que más fácilmente resulta moverlo. Una acción parecida a la de un pencil, con más paradas y más movimiento de la puntera de la caña, muchas veces mantenida a ras de agua, es lo suyo y as así que ha engañado todo tipo de depredador.

Nuestro puro de frente

He logrado que el constructor me hiciese unos cuantos para la tienda y llegarán la semana que viene en dos bonitos colores. Pero lo que estoy intentando es tenerlo en diferentes medidas, para aprovecharlo con todos los depredadores. Buscamos un nombre para el de momento vamos por: Sigaro (puro en italiano), Puro, Habano o Coiba, en fin, fantasía la justa….