Esta va para los pioneros y los artesanos

Compartir

A veces se te va el disco duro a tomar margaritas (las flores) y se te ocurren ideas como esta, vamos nada normal, en fin ya sabéis lo de ¿quedemonioescribohoyenelblog? Entre una patata cocida y un níscalo amablemente preparados por la parienta me ronza por la cabeza... ¿a quién se le habrá ocurrido inventar el anzuelo para sacar un pez? Ni te digo el tema de la bombilla, del motor de gasolina o el cappuccino. Cabezas privilegiadas al servicio de la humanidad, unos miles de años luz de quien retumba el teclado en este momento. Ya ves. Se me antoja harto complicado imaginarme el señor ese mirando al río y pensando: “Podría usar un hueso de reno cortado así, bien pulido y con un pincho aquí, al lado de la punta para que una vez entrado no se suelte, como una flecha vamos, pero que más se tensa mejor se agarra.” Todos nosotros, a saber de quién se trate, deberíamos de hacerle un monumento al menda, ya me veo la placa en su estatua “A fulanito de tal por difundir la afición de la pesca entre los hombres libres (y también los casados, pero con más dificultad).”

Un hueso, esto es lo que el señor de Cromañón tenía a su alcance, si es el que ha sido el inventor, y han pasado unos cuantos añitos antes que se fundiera el primer anzuelo de metal.  Dicen que chinos y egipcios tenían ya cañas, líneas y anzuelos unos 2000 años antes de Cristo, los ganchos al parecer en aquella época estaban hechos de bronce y la seda china el primer material usado para hacer líneas e pesca. Lo de lo de los señuelos es opinión popular que haya que agradecérselo a Lauri Rapala, sin embargo resulta que Heddon se le había colado años antes, a primeros del 1900 pero, siempre se rumorea, que había ya artesanos que montaban los suyos y como la conexión de internet en aquellos años era un poco lenta y para las revistas de pesca no había ni si quiera quioscos,  nadie se había enterado.

Simpatizo con ese pescador del siglo XIX o principio del XX que nos está mirando desde arriba y pensando:” ¡Ojalá hubiese tenido yo esos equipazos en mis tiempos!” Vamos, que es lo mismo que pensamos nosotros cuando deprimidos por la ausencia de picadas pensamos siempre ¿Cómo debería de haber sido la pesca en este sitio hace 100 años? Subimos por un momento a la máquina del tiempo, una cualquiera que haya en un centro comercial, y nos llevamos nuestro equipo favorito. Apretamos el botón: 1834 por ejemplo, qué más da el año, y de repente estamos con el agua que nos refresca los cataplines en una playa del Delta del Ebro. Tres lances y entra una Lubina como las que sacaba Sampei cuando estaba en estado de gracia y tres lances después arriba el palometón, gordo como un Labrador malcriado.

Si sigues no paras de sacar peces ¿pero con qué gracia? ¿Con que dificultad? Anda que muy mal tenemos la cabeza para llegar a pensar que podríamos hasta aburrirnos de sacar tanto pescado y de manera tan fácil. Habría que vivirlo y si es cierto que en algunos lugares del trópico algunos afortunados han vivido cierto frenesí, seguro que aquel ribereño que lo suyo le había costado para pulir el huesecito, no tuvo la vida tan fácil. Peces había pero a el también le costaba sacarlos, sino probablemente nosotros ni estaríamos hablando de esto. Sigo pensando en el o en los Vascos y Portugueses que a vela llegaban a los Grandes Bancos de Terranova para pescar a jigging. Ni conocían a Yoichi Mogi, ni tenían cañas de Fisherman ni jigs de Sevenseas o anzuelos Owner, pero los muy bravos calaban sus artes, un plomazo con un anzuelo enganchado de mala manera, y sacaban los Bacalaos.

Muy mal me veo yo atando un trozo de clavícula de un jabalí a una trenza de seda e intentando sacar un pez con aquello, peor aún entallando un cacho pino para darle forma de pez. Dudo mucho que hubiese servido al resto de la humanidad inventando cosas pero me quito el sombrero delante de aquellos pioneros y los artesanos de ahora, que con su arte nos hacen seguir soñando con la pesca con señuelos. Se me da mejor escribir estupideces como esta para que los niños pasen un rato leyendo en lugar de drogarse con Feisbuk o delante de la tele. ¿Pero...hay alguien que lee esto?

5 thoughts on “Esta va para los pioneros y los artesanos

  1. joaquin fenollosa

    Hay muchos que lo leen y que ademas lo disfrutan, y algunos que esperamos verlo publicado

  2. Digo lo mismo que los otros compañeros. Aunque no siempre comentemos, estamos al tanto de lo que ocurre en éste blog, sin duda uno de los más interesantes para mi.

    ¡¡Saludos!!

Comments are closed.