Empieza lo bueno

Compartir

¿O no? Se acabó el estruendo veraniego y los turistas vuelven a su casa. Las playas se van vaciando, los barcos vuelven a los amarres y silenciosamente el otoño reclama su protagonismo. Es cierto, falta casi un mes pero es lo que muchos pescadores esperan con ganas porque probablemente es una de los mejores momentos del año.

Por lo que he podido recopilar desde mi llegada a Madrid el verano ha tenido muchos altibajos. Han vuelto a aparecer los Atunes en el Delta, y me lo he perdido. Lubinas parece ser que no ha habido muchas, pero están caliente los Bonitos por el Estrecho y seguro que los amigos de la Costa Brava siguen cosechando muchos sin decir ni pío, así de desgraciados son los de allí  🙂

Tengo un par de semanas atareadas pero espero la llamada de los amigos del Cantábrico para ver si puedo ir a que otro atún sádicamente me destroce los riñones, o si aparece alguna lubina por los bajíos Tarraconenses. Luego al final, entre el trabajo y las tareas de padre de familia tiempo queda poco para hacer las cosas, y no me puedo olvidar de mis Lucios Zamoranos, que este año todavía no los he visto.

Odio el invierno con todas mis fuerzas pero esta temporada que está llegando, aún siendo la antecámara del frío, siempre me ha encantado. Espero poderme escapar de los madriles y mojar señuelos por algún lugar de la costa Ibérica, quedan dos meses de “luz”.

¿Lo hablamos en el foro?