El pez grande se come al chico

Compartir

La oportunidad para este artículo me la ha ofrecida mi amigo Eugeni Fors, compañero de muchas aventuras al trópico y buena gente donde las haya. A la vuelta de su viaje a Seychelles me ha enviado unas fotos que me han impactado, sobre todo una de las dos, pero vamos a leer su relato de las dos historias escritos de su puño o mejor dicho, teclado.

"Dejo bajar el jig hasta el fondo, uno 60 m, empiezo a recuperar y a unos diez metros picada de un limón, bicho que, aunque pequeño (unos 6 kg) es bastante peleón; dos tirones fuertes de los que sacan hilo y de repente trancazo como si pasase un camión. Primero me para cualquier movimiento y luego me saca hilo pero de forma contundente. Yo trabajo para arriba y el insiste para abajo.Tengo la sensación que está rozando por el suelo. Noto como unas vibraciones propias de rozar el bajo por el arrecife. Esto dura unos treinta segundos y luego todo sigue como al principio, resistencia y tirones. Al llegar arriba se puede ver perfectamente el mordisco que le mete un gran mero, dejando marcado en su piel la señal de su bocado".

Seguramente la ventura con el mero no es del todo novedosa, habrá pasado a varios pescadores pero la foto de la Serviola sin duda es bastante impactante, no solo el bicho tiene la piel marcadas por los finos y pequeños dientes del mero, sino que también parece un poco aplastado y lo que más inquiera es ver que todo el cuerpo presenta roces, por lo tanto el mero se lo habrá metido bien para adentro y para poder hacer esto ¿de que tamaño habrá sido la boca del bicho y consecuentemente cuanto era de grande el animal?

Vamos al segundo relato de Eugeni: "Con el dientes de perro pasó algo similar pero entre aguas. La víctima fue atacada por un Marlin, dejando en su lomo la firma de su pico. Mi percepción no fue tan clara porque estos bichos, cuando son grandecitos (>40kg), son muy fuertes y sacan hilo cuando quieren. Si recuerdo un par de tirones a medio camino que me hicieron sospechar de una buena captura. Pero la verdad es que todo el combate fue duro, no paró de tirar hasta el final. He de añadir que al principio de combate, se me salió el pomo de la manivela del carrete (?????), con lo que tenia que atinar a meter la dichosa bola en el vástago del carrete y estar concentrado para luchar con un bicho como ese. Al minuto, en una de las vueltas, el pomo salió volando y se fue al mar, y  tuve que terminar el combate recogiendo con un palito fino y muy desgraciado ...".

Esa herida es realmente espantosa, y me sigue resultando increíble como un pez, por cuanto fuerte e peleón, pueda seguir luchando después de que le han desgarrado medio lomo. ¡Enhorabuena¡ a Eugeni por sus bonitas piezas y le agradezco mucho que me haya enviado las fotos para poder compartirlas con los amigos que siguen este blog.

Ahora viene la pregunta: ¿Tenéis alguna historia parecida que contar? Y mejor que mejor, tenéis fotos para documentarlas? Lo que podríamos hacer es que dejéis un comentario y un enlace con la foto que le pertenezca que podéis colgar en vuestro blog o en algún servidor como Picassa, Flickr etc. Espero vuestras aportaciones con cierta curiosidad, seguro que casi todos tenéis historias muy interesantes que narrar.

3 thoughts on “El pez grande se come al chico

  1. Abe

    Viendo la foto y el vídeo tiene toda la pinta de haber ocurrido exactament así, ya que como se puede ver en la foto la cola del pez no ha sufrido daños, fue una suerte, o no, que escapara del assist.

  2. La última fue sacando una vaca a Rockfishing con un jig de 5g. Pasó por allí un palometoncete de un par de kg y no dudó en morder!! Al instante soltó la vaca, la desempesqué lo más rápido posible y lancé el jig al palometón. También lo mordió!! Pero a los pocos cabezazos se zafó del pequeño assist.

    Me pasó con una de las pocas anjovas que he sacado por aquí, que sus compañeras en el afán de quitarle la presa (un Surface Tension) la dejaron con varios cortes cerca de las agallas.

    Más veces me ha ocurrido con los espetones. Enganchando uno pequeño aparece el grande y le mete bocado. En la siguiente foto se puede ver como quedó un espeton de 1kg después de que lo mordiera uno de los más grandes que he visto nunca, le calculé cerca de 10kg:
    http://img62.imageshack.us/img62/4444/p1020268w.jpg

    Y esta pobre serviolita del verano pasado, mientras luchaba con ella pasó por allí un espetón y ni me dió tiempo a sacarla del agua, así quedó:
    http://img163.imageshack.us/img163/8995/verderol198115picr.jpg

    Saludos!!

Comments are closed.