Aguas menos saladas, más bien dulces diría

Compartir

Después de varios lustros dedicados a la exploración de los siete mares este servidor esta vez vuelve a sus origines, aún volando lejos para recuperarlas. Dentro de poco estaré oliendo los perfumes de la foresta del Borneo, en Indonesia, quizás observando un Orangután que se columpia desde una rama u observando un pájaro raro cazando en la orilla.

Aún distraído por la que será seguramente una belleza abrumadora no dudéis que estaré lanzando señuelos por todas las esquinas  en búsqueda de una de las cientos de especies, con genética de asesino, que querrá atacarle. Hay bichos que nunca he pescado en mi vida y muchos que nunca he visto y que ni siquiera sé como se llaman, será como una especie de atracón de novedades que intentaré traer para casa en formato digital.

Vamos a grabar un documental para la tele italiana, por lo tanto de trabajo se trata, y aún así una pasada de curro. Esas son las cosas que te recuerdan porque te metiste en este negocio a menudo poco agradecido. Os saludo que tengo todavía que cerrar la maleta, tendréis noticias mías a la vuelta.

One thought on “Aguas menos saladas, más bien dulces diría

Comments are closed.