¿Cuantos somos de pesaditos?

Compartir

Tengo un poco de prejuicios a la hora de insistir batiendo por mucho tiempo un mismo lugar o volver a pescar por dos veces seguidas en un día o en dos días consecutivos la misma zona; creo que es una herencia que voy arrastrando desde los tiempos en que solo pescaba en agua dulce pero dudo que se trate solo de un capricho. Más de una vez he podido comprobar que en un lugar que en un momento dato ha sido especialmente productivo, al volver las cosas han cambiado radicalmente y no se ve una aleta y no son una o dos veces, sino muchas en las que a pesar de mi reticencia me he encontrado en una situación similar. La otra manía que mencionaba me frena del insistir en lanzar repetidas veces en el lugar exacto, prefiriendo dirigir mis disparos hacía zonas nuevas, donde en principio todavía no se ha visto señuelo.

Entiendo que cada uno de nosotros tendrá experiencias análogas o totalmente diferentes y me doy cuenta que hay zonas donde el problema no se presenta o por lo menos se manifiesta en manera muy reducida: las bajas donde se concentran los pelágicos ofrecen resultados día tras día, independientemente de la presión de pesca. Lo mismo ocurre con las zonas sin estructuras marcadas y donde a pesar de todo hay abundante presencia de pez pasto, con los depredadores que inclusive se juntan con el aviación y se montan unas pajareras impresionantes. Un cambio en el clima puede estar acompañado por importantes cambios en la actitud de los depredadores hasta desplazarlos de un sitio a otro, renovando en un pispas una zona ya batida anteriormente. Finalmente hay zonas de paso o donde los depredadores entran solo en determinados momentos, por ejemplo puntas de piedra, playas someras, desembocaduras de pequeños ríos y arrecifes que se llenan de vida con los cambios de marea o la aglomeración de pez pasto.

Seguro que muchos de vosotros podrán aportar algo más a mis tambaleantes teorías, me encantaría escuchar vuestra opinión y conocer vuestras experiencias; seguro que al estar más cerca del mar que este servidor lo tenéis mejor medido. Los comentarios están abiertos.

3 thoughts on “¿Cuantos somos de pesaditos?

  1. José Luis

    Los insulares, entre los que me encuentro, tenemos más o menos nuestro territorio controlado, pero ello no quita de dar con nuevas zonas en las que probar con nuestros señuelos y hasta resulta ilusionante cuando se decide hacer una jornada a un lugar en el que presumimos puede ser bueno. De los conocidos, sera por cualqiera de los motivos que citas o a saber, suelen dar frutos y son como un salvavidas al que acudir cuando hay prisas, aunque también puede ocurrir que de repente se queden sin escamas por un tiempo.

    Hay otras zonas a las que yo llamo "las desesperantes", suelen tener una pinta increible en todos los sentidos pero no dan nada y aun así vuelves porque no te lo crees.

  2. Me pasa igual que a Jose Luis , tengo unos cuantos spot que suelo visitar dependiendo tambien de algunas variantes , viento , estado del mar , posible entrada de depredadores , estacionalidad , hay temporadas que las paso solo en un par de ellos , mientras otras veces voy de aqui para alla , pero intento no machacar en demasia segun que sitio y dejar "descansar el agua" de vez en cuando para que vuelva la confianza para los peces y no se llene de "depredadores humanos" , es lo que tiene pescar desde costa y mas ahora que por desgracia hay mucha gente con tiempo libre , tambien suelo buscar alguna zona nueva cuando esta todo muy machacado o me apetece alejarme de lo civilizado , algunas veces con suerte , otras no tanto

    saludos

  3. petre

    Soy capaz de pescar 5-6 horas desde una sola piedra , 5 dias seguido ! Y lo he hecho muchas veces .
    Muchos de los acantilados donde voy a pescar tienen una bajada y abajo un palmo de roca , pescas con la espalda pegada a la pared y 2 m izquierda derecha . La proxima bajada supone a veces subir la pared , caminar por el bosque ,coche , otro caminito por el bosque y otro acantilado bajado . No siempre se pueden bajar puntas ! Te limita a lo que alcanzas desde un punto , nada mas .
    Me he acostumbrado a pescar asi , y no hago descansos salvo en verano cuando entro a nadar , por lo demas no paro .
    Los sitios donde voy los elijo en funccion del tiempo . Aun si no saco nada y no tengo picada no digo que no hay , sino que no he dado yo con la tecla .Suelo insistir en cualquier situacion , aprecio una simple baracuda sacado en una situacion extrema , cuando nada se mueve y todos se van pa casa . La satisfaccion no esta solo en grandes capturas y muchas en numero , para mi un solo pez sacado cuando tienes todo en contra , y todo te invita a dejarlo , tiene un sabor especial .
    No suelo pesca aguas poco prufundas , pero cuando viene el caso , en este tipo de aguas si que me muevo .

Comments are closed.