Llevamos ya un mes de primavera y el sol tarda cada día más en desaparecer detrás del falso horizonte puntiagudo de casa, edificios y torres de cristal. Los animales lo aprecian y también nosotros, los pescadores, que dentro de lo que es el aturdido universo del ser humano, todavía conservamos un poco de aquel instinto de nuestros ancestros.

Me he atrevido en hacer unas escapadas más exitosas de lo que me debería de haber esperado o merecido, pero en realidad, en este momento, me rodea una calma beneficiosa, la de la espera sin estrés, algo para mi desconocido. Será lo de las canas pero poco a poco uno va aprendiendo a saborear cada momento con diferente intensidad y este es uno de aquellos que necesitan del arte antiguo de los pescadores, la paciencia.

No dejo de mirar las previsiones del tiempo por si una ventana de sol y calor me deja escaparme pero casi me alegro de ver tantas nubes que amenazan la península, algunos de mis lagos favoritos necesitan agua, la sobrevivencia de la puesta del black bass o de las carpas está en juego, por lo tanto si me tengo que fastidiar un par de sábado tampoco pasa nada.

Esperando con pacienciaTengo planes para este 2015, me gusta este año, como ha empezado, como se está desarrollando y las oportunidades que - potencialmente - me podrá ofrecer. Es el momento de avanzar un poco con el FFF, esa modalidad que se ha desarrollado en España y que aquí parece tener un futuro interesante. Me doy cuenta de que está creciendo por los clientes de la tienda que poco a poco me van pidiendo más material específico, por el interés que levanta en las redes sociales y por la difusión que a pequeños pasitos está teniendo en los varios medios.

Esperando con pacienciaEn el jerking al lucio estoy en pañales, pero me gusta la idea de ir seleccionando cada día más las capturas y sobre todo de aprender algo nuevo, que nunca estorba. No se si lo podré utilizar en los ríos donde suelo perseguir los dentudos, pero seguro que me valdrá por los pantanos ahora en primavera o más tarde, en otoño, cuando los bichos se quedan en menos profundidad. Una X más entre "las cosas que hacer".

Esperando con pacienciaNo me olvido del mar, necesito sin duda volver a ras de orilla a bajar la tensión, aguantar a Paquito o pasar un buen rato con otros excelentes amigos entre una lubina, un bolo y una clara helada. La verdad es que del agua salada me apetece todo, desde el rockfishing más ñoño hasta el popping pesado, sin olvidar retomar el jigging, aparcado desde demasiado tiempo. Luego, habrá algún que otro viaje para grabar documentales para HFChannel.

Este año me gustaría escaparme unos días con mi enana a pescar ella y yo solos, días un poco asilvestrados, perdidos por las solanas de Extremadura, persiguiendo peces con o sin bigotes, en búsqueda de un entendimiento y complicidad más fuerte, e intentando que no se pierda lo sembrado hasta la fecha. En un año o dos le morderá la tarántula de la adolescencia y me temo que todo esto se hará muy cuesta arriba. Recuerdo la mía, y aún con retraso, me alejó de las cañas hasta que el riego volvió a su ser, fueron años terribles.. bueno, tampoco mucho.

Os dejo ahora, tenía ganas de verter un poco de tinta virtual y así me la he jugado, seguimos en contacto, medios no nos faltan.

Han finalmente llegado las novedades Molix Pike Series, cañas y señuelos para los especialistas de la pesca al lucio.

Novedades Molix Pike SeriesEste servidor se lo ha pasado francamente bien trasteando con los nuevos jerkbait, el Pike Jerk 105 y Pike Jerk 140 y la Pike Shad de 5.5". Sin ser ningún experto en esta técnica he logrado manejarme bien con estos artificiales tan peculiares, y si es cierto que una shad no tiene mucho misterio, los jerkbait tiene sus pequeños matices  que hay que saber desvelar con el uso.

...continue reading

1 Comment

La noche antes no pude dormir, parecerá ridículo pero a 53 años me sigue pasando lo que me pasaba de niño. La emoción de la pesca, sobre todo cuando vas a por la primera de la temporada, puede con mi sueño. Volvía a por las carpas a spinning. FFF al estado puro. ¿Estarán?

...continue reading